Salud mental: conoce las razones que impiden a los peruanos buscar ayuda

El Instituto Nacional de Salud Mental realizó una investigación para saber las causas.

Los problemas emocionales, psicológicos y social pueden afectar la forma en como nos sentimos y la forma en la que enfrentamos la vida; sin embargo, muchas veces dejamos los problemas mentales de lado sin darnos cuenta lo perjudicial que puede ser.

Ante ello, Vanessa Herrera, psiquiatra del Instituto Nacional de Salud Honorio Delgado-Hideyo Noguchi señaló al portal Andina que tras una investigación se logró determinar las razones principales por las cuales la población no busca atención en salud mental en el Perú.

“Cuando preguntamos por qué no acude a los centros de salud si nota que tiene un problema de salud mental, los consultados dieron tres razones: tienen la creencia irracional de que todo lo podemos resolver nosotros mismos, porque no tienen dinero y porque desconfían del abordaje o el tratamiento”, menciona.

Estrés

Asimismo, la especialista mencionó la importancia de acudir con un experto. "Pensar que podemos resolver todo con fuerza de voluntad es una creencia muy arraigada, pero lamentablemente falsa, sobre todo en temas de salud mental".

Pero, ¿qué son las enfermedades mentales? La Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU. sostiene que son condiciones graves que pueden afectar la manera de pensar, su humor y su comportamiento. Pueden ser ocasionales o de larga duración.

Ante esta problemática, existen algunos pasos muy importantes que puede seguir para mejorar su salud mental, señalados por la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU. ¡Toma nota!

- Tener una actitud positiva.

- Mantenerse en buena forma física.

- Conectarse con los demás.

- Desarrollar un sentido de significado y propósito en la vida.

- Dormir lo suficiente.

- Desarrollar habilidades para enfrentar problemas.

- Meditar.

- Obtener ayuda profesional si lo necesita.

stress

Cabe mencionar que la salud mental es importante en todas las etapas de la vida, desde la niñez y la adolescencia hasta la adultez.

Te puede interesar