Descubre por qué a pesar de beber mucha agua no bajas de peso

Ciertas costumbres que realizas en tu día a día provocan que no bajes de peso como deseas

Wapa, es fundamental que para mantener un cuerpo vigoroso e hidratado consumas dos litros de agua diaria. Está practica asegura una correcta hidratación, una piel saludable y la eliminación de toxinas. Por eso la hace una gran aliada para perder peso.

Si a pesar de consumir los dos litros de agua notas que tu estomago no se reduce como lo esperas, es muy probable que estés realizando algo mal. Por eso a continuación te daremos algunos consejos que te ayudarán a adelgazar tomando agua con algunos elementos que la harán realmente efectiva.

Utiliza kion en tu agua

A tu agua agrégale kion, este termogénico natural acelera la quema de grasas y elimina toxinas del cuerpo. Lo ideal es que añadas entre 4 y 5 rodajas de esta raíz o dos cucharadas de kion molido a tu botella de agua. Esta combinación será la mejor aliada en tu dieta.

Agua de berenjena

Corta la berenjena en rodajas y la cascara colócala en un litro de agua. Para que esta bebida haga efecto es necesario que dejes reposar la berenjena en el agua una noche anterior en el refrigerador. Por la mañana, retira los pedazos de berenjena y bebe un vaso. Lo demás lo puedes ir consumiendo durante el día, esencialmente antes de las comidas, te ayudará a reducir el hambre.

Agua tibia con limón

Esta receta es muy conocida y bastante efectiva. Debes exprimir medio limón en 100 ml de agua tibia y beber de inmediato. Recuerda tomarlo en ayunas, sin endulzar, y esperar de 15 a 30 min antes de ingerir algún alimento.

Bebe agua fría

El beber agua fría ayuda a adelgazar. La temperatura baja es mejor para tu dieta ya que liquido frío se transforma en un termogénico que obliga al cuerpo a acelerar el metabolismo para subir su temperatura.

Consume la cantidad ideal de agua

Si bien todas conocemos que lo ideal es consumir dos litros de agua diaria, este consejo es  relacionado a un promedio general, ya que la cantidad que tú debes ingerir varia según tu peso. El cálculo estima que se necesitan 35 ml de agua por kilogramo de peso corporal. Por consiguiente debes, multiplicar tu peso en kilos por 35 para obtener el resultado en mililitros. Por ejemplo: 70 x 35= 2540 ml, o 2 litros y 450 ml por día.

Ya lo sabes Wapa siguiendo estos sencillos consejos podrás decirle adiós a la pancita. ¡Pruébalos son ralamente efectivos!

 

Te puede interesar