7 actividades de estimulación temprana para bebés

Estos ejercicios de estimulación temprana ayudarán a desarrollar el sistema cognitivo del bebé, y lo mejor es que lo puedes realizar desde casa.

Una de las necesidades básicas que todo bebé necesita es el contacto físico. Aunque no lo creas, es mediante esta acción por el que el recién nacido recibe sus primeros estímulos, los cuales van a influenciar en gran medida con su desarrollo cognitivo. Por ello, es importante que te tomes un tiempo para jugar y hacer algunos ejercicios con tu pequeño.

A continuación, te presentamos siete ideas que puedes hacer desde casa para la estimulación temprana de tu bebé. ¡Toma nota! 

1. Instrumentos musicales

Uno de los instrumentos musicales más utilizados son las panderetas, con estas se trabaja la direccionalidad. El objetivo es que el pequeño siga el sonido moviendo su cabecita hacia los lados. Es también una buena manera de trabajar su vista.

2. Pompones para hacer porras

Seguramente tienes uno guardado en casa. Límpiala, colócalo hacia arriba de la mirada del bebé y muévela para llamar su atención.

3. Lana

Coloca varias tiras de lana sobre sus pies para que lo pueda sentir y coger. Esto desarrolla la creatividad del pequeño y refuerza sus movimientos. Además es muy económico. Cuida que no se lo meta en la boca.

4. Pañuelos de colores

Se recomienda tener pañuelos de diferentes colores. Coge una punta de la tela y muévela de abajo hacia arriba para llamar su atención. También puedes jugar las escondidas con la tela, diciendo ¿dónde está el chiquito? Recuerda conversar continuamente con tu pequeño para estimular su lenguaje y su oído.

5. Cubos de texturas

Lo puedes hacer en casa. Solo debes conseguir telas o papeles de diferentes texturas, y sobre un cubo de cartón pegar cada una de estas. Espera que seque y pega en cada lado uno de cada uno. Una vez que haya secado, coge la manito del recién nacido, haz que toque el cubo, o con tus uñas raspa cada lado para llamar su atención mediante el sonido.

6. Pompones de tela

Son bolitas pequeñas de tela. Sienta a tu bebé en su cuna, y desde arriba y de a pocos tira los pompones como si fuera una lluvia. Al caer, el niño sentirá curiosidad por saber qué es y cogerá todos los que pueda. No dejes de supervisarlo porque se lo pueden comer.

7. Arroz

Coloca a tu hijo dentro de su tina de baño, y pon junto a él una bolsa de arroz abierta, y fíjate qué hace. El sonido del arroz, además le ayudará a conciliar el sueño. Si no tienes este alimento, puede colocar frijoles o maíz.

Te puede interesar