¿Quieres evitar el exceso de grasa en el rostro? Incluye estos cinco pasos en tu rutina

Sigue estos tips de belleza para reducir algunas condiciones que provocan un exceso de oleosidad en cutis.

El exceso de grasa en la piel es uno de los principales problemas que perjudica la apariencia de nuestro rostro ya sea verano o invierno. Por ello queremos compartirte algunos pasos que deberías considerar incluir en tu rutina diaria para evitar esa sensación de oleosidad.

Recuerda que es muy importante que reconozcas que tipo de piel tienes y ello lo puedes conseguir con ayuda de un profesional en dermatología. De esa manera podrás saber qué cuidados específicos requiere tu piel. Solamente en Latinoamérica, más del 40% de las mujeres considera que tiene una piel mixta u oleosa.

Asimismo, ten en cuenta que algunos factores que inciden en la producción de grasa en la piel son los cambios hormonales, el estrés, la contaminación y la mala alimentación.

Además, las personas con la piel grasa son las más propensas a sufrir secuelas como: acné, exceso de brillo, puntos negros o dilatación de poros, principalmente, en las zonas cercanas a la nariz mejilla y boca. Y si a ello le añadimos el uso prolongado de la mascarilla, elemento imprescindible al salir de casa, obtenemos como resultado una piel mucho más oleosa.

Al respecto, Ysabel Martínez, experta en cosmetovigilancia de Natura, asevera que “es importante que cada persona sepa identificar qué tipo de piel tiene, ya que cada tipo de cutis requiere de una rutina de cuidados diarios diferente y específica y el uso incorrecto de diversos productos puede empeorar problemas dermatológicos existentes u ocasionar nuevos”.

Y nos recomienda el orden correcto de la rutina diaria de cuidado que debe seguir una piel grasa:

1.Limpieza: la limpieza diaria del rostro es fundamental para eliminar las impurezas y el sebo excesivo en la piel oleosa. Utiliza diariamente una espuma suave especial para el rostro o un jabón de limpieza profunda para piel mixta o grasa de día y de noche.

2.Mascarilla: usa una mascarilla facial de arcilla o exfoliante solo una o dos veces por semana para ayudar a reducir el tamaño de los poros y darle mayor vigor a la piel.

3.Purificante: como pretratamiento utiliza de día y noche una solución purificante para minimizar la apariencia de los poros.

4.Protección solar: después de la limpieza y el pretratamiento es importante cerrar la rutina con un protector solar FPS 50 que aclare y prevenga las manchas de la piel.

5.Tratamiento intensivo: para completar la rutina de noche, agrega a tu rostro el sérum nocturno. La experta sugiere un antioleosidad de Chronos, que restaura el equilibrio de la piel, corrige todas las imperfecciones, minimiza los poros hasta en un 78 % y reduce la oleosidad.

Te puede interesar