Manzanilla y menta: Combínalos y magnifica su poder para evitar la resequedad en la piel

Aplica esta combinación esencial con ingredientes naturales para nutrir e hidratar tu piel

El cuidado de la piel mediante una constante rutina de limpieza facial es un aspecto imprescindible que no podemos dejar pasar para mejorar el aspecto de nuestro rostro. Más aún cuando la piel comienza verse un poco más seca o apagado no debemos bajar la guardia y más bien debemos apuntarnos a crear hábitos saludables para que se ve mucho mejor.

Para ello vamos a emplear uno de nuestros mejores aliados naturales las plantas medicinales, entre ellas, destacan la manzanilla y la menta gracias a sus propiedades regeneradoras.

En el caso de la manzanilla sabemos que es un calmante natural que nos ayuda a relajarnos, pero también nos puede servir para aliviar inflamaciones de la piel y así mantenerla suave e hidratada. Luego de aplicarla obtendremos un efecto suavizante y limpiador que dejará nuestra piel como nueva.

Una de las formas más comunes de emplearlas a modo de tónico facial pues nos ayudará incluso desinflamar las ojeras del rostro. Para potenciar sus beneficios agregaremos a esta combinación otra planta que además posee un aroma exquisito y por excelencia: la menta.

Si tienes la piel seca la manzanilla y el jazmín es una muy buena combinación para nutrir tu piel, si en cambio tienes la piel grasosa te recomendamos emplear la menta junto al eucalipto o romero. La manera de preparar es muy sencilla y solo tenemos que reposar un par de filtrantes o si tenemos la planta fresca coger un puñado y hervirlo con media taza de agua.

Luego de obtener la esencia de las hierbas podremos mezclarlas según nuestro tipo de piel para luego guardarlas en un pequeño spray en el refrigerador. Al día podremos utilizar estos tónicos faciales durante la mañana después de lavarnos el rostro y al anochecer después de nuestra limpieza facial.

Te puede interesar

SÍGUENOS