Mascarillas magnéticas, el nuevo elixir de las coreanas para mantener su piel joven

Desde el continente asiático ha llegado un producto que posee un potente efecto antienvejecimiento en la piel.

Las mascarillas faciales son parte fundamental dentro de nuestra rutina de cuidado de la piel y las mujeres coreanas conocen muy bien el proceso para mantener una piel limpia y joven. Por ello han dejado de lado las mascarillas convencionales para comenzar a utilizar una nueva colección que ya se ha convertido en una sensación entre las asiáticas.

Nos referimos a la mascarilla magnética, un nuevo producto con el que no hace falta lavar el rostro para retirarla pues el estímulo que generan los imanes en la piel se encargarán de ello y mucho más. ¡Conoce todos sus beneficios!

¿Cuáles son los beneficios de la mascarilla magnética?

La mascarilla magnética está compuesta de partículas de hierro que se impregnan en el rostro y luego pueden extraerse fácilmente con la ayuda del imán. Así esta interacción que se genera acaba con las impurezas de la piel, mejora la circulación sanguínea y estimula el crecimiento sano de nuevas células.

Asimismo, tiene un potente efecto antienvejecimiento en la piel pues la purifica, nutre, oxigena y reafirma con su fórmula exclusiva. Además, este tipo de mascarilla va bien con todo tipo de piel ya sea grasa, seca o mixta.

¿Cómo funciona la mascarilla magnética?

El método de empleo de esta mascarilla es muy sencillo. Primero aplicas un poco con ayuda de una brocha o la yema de tus dedos limpios sobre todo el rostro de forma uniforme. Luego esperas unos 10 minutos aproximadamente y en vez de enjuagar tu cara como de costumbre, deberás utilizar el imán envuelto en un papel y retirar el exceso de la mascarilla.

No hará falta utilizar cubitos de hielo al final pues esta mascarilla es tan completa que ya tiene es función integrada. Uno de los secretos de las coreanas que tenían mejor guardados.

Algunas de las marcas que ofrecen estas mascarillas son Jaseongmiin, Magnetight, Black Luster Mask y Mediel. La primera es de origen coreano y ha revolucionado el mundo de la cosmética desde el continente asiático.

Te puede interesar

SÍGUENOS