Aceite de oliva y leche, elixir facial para humectar la piel profundamente

Aplica este tip de belleza para el cuidado de tu piel y prepara este concentrado natural que para hidratar la piel seca. 

El aceite de oliva y la leche son dos ingredientes naturales que son por excelencia los mejores humectantes e hidratantes gracias a su contenido rico en grasas y nutrientes para la piel. Por ello si estás buscando un preparado para lidiar con las zonas resecas de tu cutis no puedes dejar de lado esta mascarilla.

Preparar esta receta no te tomará mucho tiempo y sus beneficios son innumerables pues podrás aplicarlo sobre aquellas partes que han empezado a resecarse con más frecuencia. Toma nota e incluye este concentrado que será un elixir para tu cutis.

Recuerda que la resequedad en la piel puede deberse a diversos factores: hormonales, falta de hidratación adecuada y afecciones a la dermis. En cualquier caso no olvides que es importante acudir al dermatólogo para obtener el consejo de un profesional.

¿Qué ingredientes necesito?

-Dos cucharadas de aceite de oliva

-Tres cucharadas de leche vegetal

-Una cucharada de miel (opcional)

¿Cómo lo preparo?

En un recipiente mezcla el aceite de oliva junto con la miel y revuelve bien hasta que ambos ingredientes se integren. Luego agrégale la leche vegetal y disuelve por completo la mezcla. Si quieres hacerlo un poco más potente puedes añadirle una cucharadita de aceite de coco.  Y si no tienes leche puedes utilizar pepino. Cortas un pedazo, lo rallas y utilizas el agua que expulsa.

¿Cómo lo aplico?

Cuando tu rostro esté bien limpio, después de una correcta exfoliación facial, aplica esta mezcla con suaves masajes y a toquecitos solo en las zonas que estén muy resecas. Después de unos 15 o 20 minutos enjuaga tu piel y notarás cómo tu cara está mucho más suave e hidratada.

Así que ya lo sabes wapa cada vez que requieras una opción práctica cuando tu cara comience a resecarse puedes aplicar esta mascarilla nutritiva.

Te puede interesar