Los aretes largos versus los cortos ¿Cuál me va mejor?

Cuando se trata de accesorios, a ninguna nos falta un par de aretes, así que si vamos a incluirlo en nuestro look debemos tener en cuenta cuándo debemos usar los largos o cortos. 

Dentro de la línea de accesorios todas tenemos aretes largos y cortos. Cada uno brinda un estilo diferente y obviamente en el mundo de la moda y estética tenemos que tener en cuenta que cada uno funciona muy bien bajo ciertos parámetros y según el tipo de rostro que tenemos.

Si tienes el rostro redondo entonces, usa aretes largos, caso contrario si es alargada, utiliza aretes cortos.

En el caso de los aretes largos, va muy bien como acompañante de los vestidos de noches o fiestas. Además, puedes llevarlo con un peinado donde el cabello esté bien amarrado o esté mediante un moño hacia atrás.

Los aretes largos, también suelen proporcionar una edad mayor a quien lo use. Normalmente, las mujeres adultas son quienes se lanzan con este tipo de accesorio. Por eso, cuando desees verte mayor, prueba con este truco y lo conseguirás.

En el caso de los aretes cortos o bien pegados a la oreja, van muy bien con prendas pegadas al cuerpo o elevadas. Incluso si son pendientes, lo puedes llevar con el cabello suelto. Esta opción va muy bien para tu día a día. Es algo más casual.

Eso sí, normalmente los pendientes son unos accesorios que desde años atrás lo utilizan y normalmente era utilizado para darle elegancia y postura a las mujeres, por lo cual, también provoca que la mujer se vea mayor.

Si son pequeños aretes, brillantes, dorados o plateados sí puede darte ese toque juvenil y atractivo.

Te puede interesar