3 exfoliantes caseros que puedes hacer para deshacerte de las manchas en la piel

Aprende a preparar estos exfoliantes naturales para disimular las manchas en la piel. 

El cuidado de la piel es cosa seria y las manchitas de la piel también. Pero muchas veces dejamos de lado las medidas necesarias para nutrirla y curarla y las reemplazamos con maquillaje. Si bien esto no está mal, lo mejor sería tener un cutis libre para disminuir los cosméticos. Por ello, aquí te mostramos tres exfoliantes caseras que puedes hacer con productos naturales para disminuir la apariencia de las manchas en el cutis.

1. Avena + piña + yogurt:

No hay nada mejor que los ingredientes de este exfoliante. Las enzimas de la piña hacen que tu tono facial se unifique mientras que las propiedades de la avena remueven las células muertas y limpian desde adentro hacia afuera. El yogurt natural calma, desinfecta y humecta la piel. Para gozar de estas propiedades, muele un tercio de avena (hasta tener gránulos finos), añade 2 cucharadas de pulpa de piña y 1 de yogurt natural para tener una pastita. Utilízala de exfoliante para masajear tu rostro durante 15 minutos, luego retírala con agua tibia y aplica una crema hidratante ligera.

2. Miel + papaya + limón:

Sabemos que los componentes activos dentro del limón y la papaya son ideales para el blanqueamiento, por eso son ideales para esta mascarilla. Por su lado, la miel es conocida por hidratar, suavizar y eliminar las bacterias. Para preparar este exfoliante, mezcla media taza de papaya (aplastada), una cucharada de miel y otra de jugo de limón. Aplica la mezcla sobre tu piel limpia con movimientos circulares y enjuágala después de diez minutos. Finaliza con un serum lleno de antioxidantes que reduzca la aparición de más manchas y nutra tu cutis. 

3. Azúcar + leche + arroz:

 En numerosas ocasiones, hemos escuchado las propiedades milagrosas del arroz (y de su agua) para clarificar y limpiar el cutis, además, el azúcar y la leche son excelentes para exfoliar y calmar la piel. Mezcla ½ taza de arroz natural (cocido), dos cucharadas de leche (entera) y una de azúcar rubia granulada. Luego, aplica la mezcla sobre tu rostro con movimientos ascendentes y finalmente enjuaga con el agua de arroz que quedó cuando lo cocinaste.

Ya lo sabes wapa, antes de aplicar cualquier producto o mascarilla nueva asegúrate que esta no te cause alergias u otra inconveniencia. Así, gozarás al máximo los beneficios de estos exfoliantes. 

Te puede interesar

SÍGUENOS