¿Haces ejercicio a menudo? Te contamos cómo cuidar de tu cabello

Encuentra el balance ideal para mantener sano tu organismo y también tu melena.

No cabe duda que realizar actividad física es fundamental para mantenernos sanas tanto físicamente como mentalmente. Sin embargo, existen ocasiones donde empezamos a descuidar otros aspectos del cuerpo por estar concentradas en el deporte, el cabello es un claro ejemplo. Para que tu melena no pierda su brillo ni fortaleza, aquí te damos 6 consejos para cuidarla si haces ejercicio a menudo.  

Prepara tu cabello antes entrenar: aplicar aceites o productos nutritivos reducirá el daño que uno sin hidratación. Puedes usar aceites naturales (cada tres días) de palta o romero, que favorecen la limpieza y humectación capilar o aplicar champú seco para que este absorba el sudor y la grasa.  

Usa un peinado adecuado: trata de usar ligas de tela y no ajustar tanto tu peinado para evitar el quiebre de la fibra capilar y que la fricción de cierto estilo de recogido no termine dañando tu cuero cabelludo a largo plazo. Los expertos recomiendan variar el peinado que llevas cada cierto tiempo y probar alternativas como bandas que mantienen el cabello fuera del rostro y que te mantienen libre de sudor.

e

No toques tu cabello: mientras más toques tu cabello o manipules el peinado que llevas, más grasa es la que le transfieres a tu cabello y la que producen tus raíces. Por si fuera poco, también estás transfiriendo la suciedad e impurezas de los aparatos que usas.

¿Lavar o no lavar?: esa es la pregunta. Por más anti higiénico que pueda sonar, lavar tu cabello con champú todas las veces después de ejercitarte es perjudicante para el mismo ya que puede secar tu cabello y deshacerse de los aceites esenciales que protegen y lo mantienen sano. En su lugar, puedes usar champú seco (eso sí, debes esperar a que tu cabello esté seco) para eliminar la grasa y posibles olores.

w

No abuses del agua caliente:  tu cabeza ya está suficientemente caliente debido al ejercicio, por lo que usar agua caliente no es lo más recomendable ya que podría debilitar, afinar y opacar tu cabello. En su lugar, trata de usar agua tibia para lavarlo.

Usa tratamientos capilares: puedes acompañarlos con tu champú preferido o usarlos como su reemplazo. Asegúrate de usar productos ricos en vitamina C, D, E, zinc y proteínas para que tu cabello esté fuerte, brilloso y saludable.

Recuerda que depende de ti si deseas incorporar estos consejos en tu régimen de belleza para cuidar de tu cabello cuando haces ejercicios ya que, si bien la actividad física es beneficiosa para el funcionamiento del organismo y la salud, ¡eso no significa que no podamos encontrar un balance sea favorable para los dos!

w

 

Te puede interesar