7 hábitos que estás haciendo y que no sabías que resecan tu piel

Estos son más comunes de lo que piensas. 

Está claro que todos tenemos distintos tipos de piel, sin embargo, existen una serie de factores generales que hacen que algunas veces, compartamos las mismas preocupaciones en cuanto a nuestra tez y no sabemos el por qué. Aquí te contamos los siete hábitos que probablemente estás haciendo y no sabías que están resecando tu piel.

1. Usar productos muy agresivos: Los ingredientes de ciertas lociones son muy agresivos, removiendo por completo los aceites naturales que la piel necesita, causando que esta se agriete y reseque. Si es posible trata de usar estos productos con menos frecuencia y aplicar humectante cuando acabes para ayudar a restaurar la hidratación. Otra observación, usar los productos en el orden o de la manera equivocada también reseca a piel.

2. Lavar tu rostro con jabón de manos: Los limpiadores de manos tienen los niveles de PH muy elevados al extremo que pueden llegar a ser el doble de fuertes que un facial. Al aplicarlos en el rostro específicamente, es seguro que estos lo van a deshidratar y en consecuencia producirá más grasa de la necesaria en ciertas áreas. En su lugar, los expertos recomiendan usar aguas micelares, que limpian e hidratan al mismo tiempo.

t

3. No beber suficiente agua: El 60 por ciento del cuerpo humano está compuesto de agua, razón por la cual, tomar menos de un litro de agua al día tiene sus consecuencias. En la piel, el resultado es una dermis apagada, seca y sin vida.

4. Tener un estilo de vida poco saludable: Tomar bebidas alcohólicas en exceso, fumar, comer grasas saturadas y no tener una dieta rica en vegetales y verduras son factores que perjudican el funcionamiento del organismo y se reflejan en la falta de brillo, elasticidad y suavidad de tu piel.  

5. No usar cremas: Sin importar el tipo de tez que tengas, es importante usar cremas constantemente para devolverle a la piel la hidratación y vitaminas que necesita. De lo contrario, estará desprotegida y tendrá un aspecto agrietado.

q

6. No usar bloqueador solar: Un error bastante común pero que causa un profundo daño a nuestra piel. Los rayos UV del sol penetran y dañan las capas de la tez, irritándola y haciendo que pierda su humedad natural. Los expertos enfatizan la importancia de usar bloqueador incluso en verano para prevenir futuras enfermedades a la tez.

Recuerda que muchas veces la piel se puede resecar debido a la estación o factores ambientales, razón por la cual debemos ser más cuidadosas con su cuidado. Como te habrás podido dar cuenta, la tez es muy sensible y tiene una reacción para diferentes situaciones, productos y temporadas.

Te puede interesar