Perro regresó con su familia tras ser condenado a muerte

El perro fue salvado de una muerte segura, luego de ser acusado de morder a un niño en México.

Hace algunos días, el caso de Pierrot y la enorme campaña que su familia en México levantó para poder salvarlo de ser sacrificado se hizo conocido en toda la región. Desde que el perro fue acusado por cometer un "error", el Centro de Control y Atención Animal (CECAA) se lo había llevado y desde entonces sus dueños no habían podido conseguir que lo liberaran. 

Gracias a la presión que tanto la familia de Pierrot como las personas que se unieron a la campaña hicieron, el CECAA de Guanajuato Capital decidió finalmente entregar al perro a sus propietarios tras haber sido acusado de morder a un niño y ser sentenciado a "dormir eternamente". 

Los propietarios de Pierrot acudieron el fin de semana a las instalaciones del Centro de Control y Atención Animal —donde el can estaba en cautiverio hace ya casi un mes— para hacer su retiro formal del recinto después de que las pruebas arrojaran que no era portador de enfermedades transmisibles como la rabia.

(Foto: Cecilia Angelina López Mora)

Sin embargo, y a pesar de tener a su perrito de vuelta con ellos, los "padres del can" tuvieron que firmar un documento de compromiso para tomar las medidas pertinentes y así evitar nuevos altercados con su mascota. Además, tuvieron que pagar una multa de $890 pesos mexicanos ($42 dólares aproximadamente)

La familia admitió que Pierrot cometió un error al morder a este niño. También, desconocen si el animal fue provocado, pues aseguran que nunca había mostrado actitudes agresivas con otras personas.

(Foto: Cecilia Angelina López Mora)

En tanto, personal del Centro de Control y Atención Animal aseguraron que el perro estuvo siempre bajo un espacio especial, en el que recibió alimentación y cuidados por parte del equipo de veterinarios del lugar.

Ahora, con Pierrot por fin de vuelta en casa, desde la Presidencia Municipal de Guanajuato han informado que los funcionarios públicos realizarán visitas de revisión al peludo.

(Foto: Cecilia Angelina López Mora)

A pesar de los difíciles momentos que este perro vivió, hoy ya se encuentra con su familia para disfrutar de una segunda oportunidad que le dio la vida y que, por error, Pierrot pudo haber tenido un final diferente.

Te puede interesar

SÍGUENOS