Nació el primer rinoceronte indio luego de 47 años, una especie en peligro de extinción

El zoológico británico de West Midland Safari Park anunció a través de su página de Facebook el nacimiento del primer rinoceronte indio tras casi medio siglo de espera.

Y tuvo que pasar casi medio siglo para que un nuevo ejemplar de rinoceronte indio apareciera en medio de tanta crisis a consecuencia del coronavirus. El zoológico británico de West Midland Safari Park anunció en su página de Facebook que la cría de Seto y Rap había nacido sin ningún problema alguno.

Fueron varios los intentos fallidos por parte de la pareja animal, quienes desbordaron mucha alegría cuando vieron a su cría realizar sus primeros movimientos, generando mucha expectativa entre todo el personal que los rodea porque son una especie en peligro de extinción.

El lunes 14 de septiembre fue un día histórico para el zoológico y, especialmente, para la naturaleza con el alumbramiento del becerro tras varios meses de espera e incertidumbre por si algo fuera de control ocurría durante el alumbramiento en el Safari Park.

Más animales, más vida

Según comenta Shelley Tudor, trabajadora del zoológico, Seto y su cría "se estaban uniendo bien" en una área privada para que no sufrieran interrupciones y/o molestias.

"¡Esperamos verlo desarrollarse y tal vez producir sus propios pequeños rinocerontes en el futuro!", agregó en declaraciones para la BBC, la cual hizo eco del acontecimiento en su página de Facebook y otras redes sociales.

El rinoceronte indio, quien todavía no tiene un nombre asignado, viene siendo cuidado por trabajadores del parque de Bewdley, Worcestershire, a una distancia segura mientras se adapta a su nuevo hogar.

Safari Park, un santuario único

De acuerdo a lo mostrado por West Midland Safari Park en Facebook, el zoológico posee seis rinocerontes blancos del sur y tres rinocerontes asiáticos, clasificados como "casi amenazados" y "vulnerables" respectivamente por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Te puede interesar