Rescatan a una tortuga que había sido lastimada de manera intencional con una lanza

Un grupo de buceadores se ganó el respeto de la comunidad de Facebook tras viralizar unas imágenes donde aparecen salvando a una tortuga que nadaba con dificultad.

La maldad de las personas que existe en pleno 2020, donde la pandemia del COVID-19 está acabando con la humanidad, parece que nunca se extinguirá tras presenciar en Facebook un nuevo caso de "maltrato animal" que sufrió una tortuga de manera intencional por parte de un hombre.

El reptil hallado por un grupo de buceadores: se trata de una Caretta Caretta, o también conocida como tortuga boba, la cual se desplazaba con mucha dificultad en las aguas del mar Jónico debido a que tenía un arpón alojado en su cuello.

Según detalla La Repubblica de Italia, se trata de un ejemplar que nació durante el verano en las playas de la costa jónica y también en la costa adriática. Pero el crudo hallazgo generó mucha preocupación entre los habitantes de la localidad porque saben que existen malos elementos que atentan contra la vida animal.

La vista de la tortuga herida fue reportada a las autoridades portuaria de Gallipoli, quienes vieron como el reptil nadaba por el mar con muchas dificultades debido a la herida que tenía en la parte de su cuello.

En contra del maltrato animal

Los rescatistas, tras analizar la situación del lastimado, optaron por llevarlo de emergencia a un centro de recuperación para tortugas marinas, en Calimera, donde lo tendieron sobre una camilla con el objetivo de sustraer el proyectil, contaron las autoridades en Facebook.

Se conoció que las organizaciones que se encargan de velar por la vida de los animales marinos han iniciado un proceso de investigación para atrapar el responsable de tanta maldad contra un ser indefenso que tuvo la mala suerte de toparse con una persona de mal corazón.

"Es evidente que no se conocen casos de tortugas autolesionadas capaces de a pegarse el cuerpo voluntariamente, pero lamentablemente hay seres humanos crueles que encuentran placer en el sufrimiento de los demás. Solo nos queda esperar que el espécimen se recupere pronto y regrese al mar", dijo Piero Carlino, herpetólogo del Museo de Historia Natural de Salento a La Repubblica, cuyas declaraciones se hicieron viral en Facebook.

Te puede interesar