Autoridades rescataron a 27 perros que eran criados para el comercio ilegal de mascotas

Los vecinos de la colonia Peralvillo, México, presentaron una denuncia a través de Twitter en contra de un tal César, que se hacía pasar por veterinario para captar animales.

Un nuevo caso de "maltrato animal" fue alertado por los habitantes de la colonia Peralvillo de Ciudad de México a través de la red social Twitter en contra de un hombre que ejercía ilegalmente la profesión de veterinario para tener en su posición a 20 perros.

Los vecinos estaban haciendo seguimiento a una casa ubicada en la calle Bellini 51, donde las autoridades de la zona actuaron de manera inmediata y fue a inspeccionar el lugar con el fin de encontrar evidencia suficiente para actuar de acuerdo a lo que especifica la ley.

La gran cantidad de mascotas que vivían en aquella casa genera múltiples sospechas entre las personas de la localidad, sabiendo que algo no estaba funcionando correctamente. Y vaya que estaban en lo correcto. La Procuraduría Ambiental del Ordenamiento Territorial de CDMX, tras varios días de investigación, recaudaron pruebas suficientes para allanar el domicilio.

Las autoridades encontraron 27 perros que eran víctimas de maltrato animal que, especialmente, eran utilizados para que se reproduzcan y el dueño pueda vender las crías en el 'mercado negro' de mascotas.

Nunca más venta ilegal de animales

"En la valoración médica preliminar realizada por PAOT los ejemplares caninos presentan condiciones corporales bajas, con problemas parasitarios en la piel, escoriaciones y alopecias, además de que se encontraban en condiciones de hacinamiento y sin medidas de higiene", detalló la cuenta oficial del PAOT en Twitter.

Fueron en total 20 perros adultos y 7 cachorros, entre ellos 14 machos y 13 hembras, número que hace sospechar aún más de que trataban de cruzarlos entre ellos de manera constante.

Un acto que no debe quedar impune

Según comentaron en Twitter, las mascotas rescatadas están recibiendo tratamiento y, probablemente, en los próximos días serán entregados a sus nuevas familias adoptivas que desean brindarle una nueva oportunidad de vida. Mientras tanto, el responsable identificado como César "N" deberá afrontar las denuncias correspondientes.

Te puede interesar