¿La literatura erótica libera del estrés? ¡Razones para explorarla!

Esta etapa de distanciamiento social puede ser propicia para estimular la creatividad sexual y explorar la sensibilidad corporal desde la lectura.

Durante estos días en casa, tomar un libro puede crear ese espacio que ayude a  abstraerse de la rutina y se convierta en el momento de relajación que poco tenemos.

Para la sexcoach Zendy Manzaneda Cipriani, ‘’la literatura erótica es una rama que va ganando terreno con mayor fuerza entre el público’’, sobretodo, desde la invitación a estos nuevos tiempos donde toda exploración es bienvenida.

Las limitaciones de convivencia y encuentros sociales todavía seguirán rigiendo por una temporada más como medidas para frenar o controlar los contagios de Covid-19, y aunque todavía muchas personas tienen sólidos prejuicios con esta propuesta, hay razones que cada día suman puntos a favor de la literatura erótica.

“La gente cree que lo erótico, lo sexual está mal. Alimentar nuestro erotismo es cultivar nuestra sexualidad’’, añade Zendy, quien ya se ha convertido una referente peruana en el género erótico. ‘’La sensualidad desde la lectura nos puede trasladar a escenas de placer, generar reacciones corporales y recuperar esa sensibilidad que quizá estamos perdiendo por el distanciamiento’’, dice.

Es un año de estrés y ansiedad, y en este contexto, la lectura erótica puede resultar una herramienta útil para reconectarnos con nuestra libido sexual. Está demostrado que la lectura constituye un relajante y estimulante positivo para el cerebro.

LEE TAMBIÉN: ¿Necesitas reinventarte? 6 libros que todo emprendedor debe leer en tiempos de crisis

Cuarentena en pareja

En los últimos años, la literatura erótica se ha vuelto una herramienta clave para las terapias de pareja. ‘’Cometemos el error de ser tímidos o poco directos con lo que deseamos. La falta de comunicación y confianza son casos recurrentes de las personas que acuden a consulta’’, comenta Cipriani. También cuenta que son las mujeres las más dispuestas a iniciar nuevos juegos o plantear el uso de accesorios o disfraces. ‘’Ellas asumen la responsabilidad’’, detalla.

(Foto/Freepik)

‘’Al leer libros con contenido erótico, las parejas comparten una acción y exploran fantasías’’, apunta Zendy Manzaneda. ‘’Hay que quitar la connotación de ‘tabú’ a las preferencias o prácticas íntimas’’, finaliza.

Zendy Manzaneda Cipriani es autora de los libros ‘’Las pecadoras también vamos al cielo’’ y ‘’El placer de estar dentro’’, ambos publicados bajo el sello de Editorial Planeta. Recomienda, también, a dos autores en particular, el francés Georges Bataille y la considerada ''Grey'' de España, Megan Maxwell.

Te puede interesar

SÍGUENOS