Acompaña el pancito de tus desayunos con esta deliciosa mermelada de piña sin azúcar

¿La cuarentena ha despertado tu lado culinario? Déjalo fluir con esta sensacional receta a base de piña.

Durante los días de aislamiento social miles de familias han incursionado en el rubro gastronómico. Aunque los encuentros no siempre han sido fortuitos seguramente has aprendido y disfrutado bastante, tanto, como para continuar por ese rumbo.

Hoy queremos compartirte una sencilla pero deliciosa manera de hacer mermelada de piña casera. Una preparación que seguro te transportará hacia los recuerdos más bonitos de tu niñez, cuando mamá nos sorprendía con esta receta especial. 

Lo mejor, es que no utilizaremos azúcar, de manera que podrás aprovechar mejor los beneficios de la fruta.

Propiedades de la piña

Esta fruta es reconocida por sus múltiples vitaminas, principalmente en vitamina C (12 mg/100 g). Asimismo contiene vitaminas A, B1 y ácido fólico, pero en porcentajes inferiores al de la vitamina C. Respecto al contenido en minerales, cabe señalar su riqueza en potasio, y a distancia, en magnesio y hierro.

 

(Foto/La Bioguia)

En las siguientes líneas te dejamos el paso a paso de esta receta. ¡Toma nota!

Ingredientes

1 piña grande 

1 raja de canela

4 - 5 clavos de olor

6 sobres de edulcorante (o 100 gramos de azúcar)

Preparación

1. Lo primero que vamos a hacer es lavar la piña. Pela, retira el corazón y todos los ojitos de la fruta.

2. Troza la piña y coloca en una cacerola junto a la canela y el calvo.

3. Agrega un vasito con agua y por a hervir a fuego medio bajo por unos 20-25 minutos o hasta que quede tierna.

4. Retira del fuego y tritura con la batidora de mano hasta que quede fina.

5. Añade el edulcorante al gusto, puedes utilizar el que más te guste.

6. Mezcla y lleva a ebullición por unos segundos.

7. Retira del fuego y coloca en un recipiente de vidrio. Deja uno o dos centímetros sin llenar, pon la tapa y coloca boca abajo para que haga el vacío, de esta manera se conservará varias semanas. ¡Listo!

Recetas fáciles

Si te quedaste con ganas de más, no dudes en preparar esa deliciosa receta. ¡Leche asada para la tarde!

Te puede interesar