Cuarentena: ¿Cómo resucitar el pan del día anterior? Trucos para conservar este alimento

Tips de cocina: ¿Has probado con la refrigeradora y no funcionó? Quizá algo estás haciendo mal, ¡mira estos tips!

El pan es un desayuno indispensable en las mesas peruanas, un alimento económico que combina perfecto para las diferentes opciones a untar.

Sin embargo, cuando hablamos de panes solemos imaginarlos crocantes, frescos y calientes, mientras más calientitos mejor. ¿Es esto posible durante la cuarentena

(Foto/magnet)

Sabemos que existen días que no podemos salir, por ello, y con la finalidad que prefieras estar en casa la mayor parte del tiempo, queremos compartirte algunos trucos para almacenar este alimento durante el aislamiento social. ¡Toma nota!

Pan de molde

Sí, el de molde también "se enfría" y lo sabrás sólo si es que eres de las que prefieren un san sándwich de pollo con rebanadas de este tipo de pan.

Recuerda que puedes utilizar esta opción para prepararte un mixto de jamón y queso o unas deliciosas tostadas, pero si lo prefieres fresco y suave, para conservarlo (por más tiempo del que indica en el empaque) deberás probar con la nevera. .

Pero vamos por partes. La mejor manera de conservar este pan es en su envoltorio original, es decir, la bolsa plástica en la que usualmente vienen y asegurarte de que se encuentre bien cerrada, en un lugar seco y sin exposición directa a la luz solar, es decir, a temperatura ambiente. De esta manera evitaremos la aparición de mohoen. Pero si deseas que dure -aún- más tiempo, la otra opción es:

Conservar el pan en el refrigerador

Mucho ojo con esto, guardar el pan en el refrigerador no es conveniente ya que un refrigerador convencional, de los que tenemos en casa, provoca que el pan se endurezca y ponga rancio más rápido que si lo conserváramos a temperatura ambiente.

Pero, si en tu viviendo existe mucha humedad en el aire y deseas que el pan de molde dure más tiempo, te recomiendo que lo guardes en el freezer o congelador.

Para poder consumirlo, saca las rebanadas congeladas que comerás ese día, regresa las restantes y descongela en un horno convencional precalentado, y envueltas en papel de aluminio.

Pan casero o artesanal

Si eres de las clásicas y estás pensando no salir de casa por varios días, por el bien de tu salud y la de tus seres queridos, lo mejor será algo tan tradicional como tú: utiliza una panera.

¿Una panera? ¡Sí! Una panera y una clásica bolsa también, es decir, que no sea ni de papel, ni de plástico.

Las bolsas de tela son las mejores para la conservación del pan fresco, gracias a su textura, la tela tiene la grado preciso de permeabilidad al aire, que permitirá una corteza crocante y la miga esponjosa por mucho más tiempo.

Recuerda que, el pan que no hayas consumido en el día podrás utilizarlo en tostadas, comidas como el ají de gallina o convertirlo en un delicioso budín

Resucitar el pan del día anterior

Sin embargo, si sólo te queda el pan del día anterior, te enseñaremos un último truco.

Humedece (pero casi nada), la corteza del pan y hornea durante unos minutos a 70°C. Luego nos cuentas qué tal, porque a nosotras nos quedó increíble.

Recetas fáciles

Mira este vídeo y aprende cómo aprovechar el delicioso pan que te sobró.

¡Provecho y, quédate en casa!

Te puede interesar