Diez trucos para zapatos que tus pies te agradecerán

Los zapatos son uno de los implementos que más usamos, por lo que encontrar los ideales y hacerles el correcto mantenimiento es muy importante.

De las 24 horas del día, más de 10 tenemos puestos nuestros zapatos. Muchas veces son confortables y otras pueden ser una gran tortura, por eso compartimos unos tips para que puedas hacer que sean más cómodos para ti.

Definitivamente tus pies te lo agradecerán mucho, así que lee con detenimiento:

1. Ensanchar los zapatos en el refrigerador

Existe un buen método para aflojar la punta de los zapatos, lugar donde normalmente es demasiado ajustado. Así que, llena una bolsa hermética con un poco de agua y colócala en el área de los dedos. Deja los zapatos dentro del refrigerador durante toda la noche. Gracias a que el agua se expande cuando se convierte en hielo, la parte del zapato donde van los dedos será un poco más ancha que antes.

2. Correas apretadas

A veces las correas de las sandalias pueden llegar a causar un gran dolor y provocar mucha incomodidad. Para esto, existe una solución muy rápida y sencilla de hacer: solo debes usar molesquín. Se trata de una bandita (algo así como una curita) que pegas en las correas para no lastimar tu piel. ¡Sentirás la diferencia!

3. Ten más control de tus zapatos con almohadillas de talón

Coloca almohadillas en el talón y verás cómo te alivia el cansancio de los pies al usar zapatos de tacón.

calzado

4. Renueva los revestimientos de los zapatos usando parches

Ponle parches a los forros de los talones una vez que se gasten. Puedes usar jeans para cubrir esa zona. Verás que no se notará la diferencia.

5. Plantillas para el arco del pie

Olvídate de los dolores en el arco del pie, busca soportes especiales que puedan ayudar a aliviar esa intensa molestia en cuestión de segundos.

6. Una manera sencilla de limpiar las manchas de agua

Quita las manchas de agua de tus zapatos de cuero con un poco de vinagre y un cepillo de dientes, no necesitarás más para devolverle el color original.

7. Haz tus propios zapatos a prueba de agua

Utiliza cera de abejas para convertir tus zapatos en impermeables. Esta técnica es rápida y no manchará tus zapatos.

8. Compra zapatos durante la noche

¿Alguna vez has comprado un par de zapatos y te has dado cuenta de que en realidad eran más ajustados que antes? Eso es simplemente porque tus pies tienden a hincharse durante el día, especialmente cuando estás sedentario por períodos largos. Durante las noches, es mucho más probable que compres zapatos que sean cómodos de usar en cualquier momento del día.

9. Haz que tus zapatos nuevos sean más cómodos usando un secador

Lo primero que debes hacer es ponerte medias gruesas y pasarle la secadora de cabello en las zonas donde sientas que está apretado o incómodo. El calor ayudará a aflojar el material y hará que tus pies se acostumbren al nuevo zapato.

tips

10. Haz tus tacones más cortos

No todas las mujeres estamos obligadas a usar zapatos de tacón, pero no te compliques: si te gusta el modelo, puedes recortar los tacones para que sean más cómodos y sutiles de llevar.

Te puede interesar