30 de febrero: el día que sólo existió una vez

¿Sabías que existió una única vez un 30 de febrero? ¡Te contamos cómo sucedió!

Durante el Imperio Sueco, la transición del calendario juliano al gregoriano se fue dando de forma gradual suprimiendo un día cada año desde 1700. En 1710 se tenía contemplado el final de esta transición arribando completamente al calendario gregoriano.

Sin embargo, un suceso cambió todos los planes: la Gran Guerra del Norte. El evento hizo que la transición se postergue y el calendario sueco se encontraba adelantado un día al calendario juliano y atrasado 10 días con respecto al gregoriano.

Es así como en el año de 1712, en el Imperio Sueco se dio un evento por única vez en la historia: un segundo día bisiesto. Aquel año se decidió agregar el 29 y 30 de febrero. El 29 correspondía con el calendario juliano y el 1 de marzo con el calendario gregoriano.

En 1753, gracias al 30 de febrero logra adoptar el calendario gregoriano.

Con información de History .

Te puede interesar