Cinco malos hábitos que pueden destruir una relación de varios años

Existen hábitos tóxicos, que muchas veces persisten a pesar de que uno es consciente de que ese proceder solo resta a la relación. 

Las parejas con varios años de relación son más propensos a caer en algunos malos hábitos que pueden llegar a destruir ese vínculo que creían eterno. Y en estos casos, es normal que sientas que la llama del amor se está apagando.

Los hábitos pueden ser difíciles de romper, sobre todo cuando se han desarrollado en el transcurso de una relación larga. Sabes que tu relación está sufriendo los efectos de los malos hábitos, cuando sientes como que algo está apagado, o se ha perdido con el tiempo. No quiero poner el dedo en la llaga, y en realidad puede que nadie tenga la culpa, pero tú sabes que las cosas han cambiado”, afirma la doctora en psicología Susan Krauss Whitbourne, en una columna publicada en el medio especializado Psychology Today.

1. No tener tiempo para el otro

Somos seres individuales con gustos, actividades y agendas propias. Sin embargo, encontrar un espacio para pasar tiempo de calidad con el otro es fundamental para mantener su relación como nueva.

2. Mala o nula comunicación

Con el paso de los años, creemos que nuestra pareja nos conoce tan bien que dejamos de lado el diálogo sobre algunos temas que podrían estar incomodándonos. Sin embargo, es necesario que siempre comuniques lo que sientes (sea bueno o malo) así como para resolver aquellos conflictos que se vayan presentando en el camino y perdonarse si es el caso.

3. Cargarle todo el peso de la relación a tu pareja

Un noviazgo es de dos. Recuerda que para que las cosas funcionen, ambos deben trabajar en conjunto para contribuir por igual en cada aspecto de su amor.

Si cada uno da lo mejor de sí mismo cada día y se esfuerza por nutrir la relación a diario, no hay manera de que las cosas salgan mal.

4. Olvidarte de los detalles

Olvidar una fecha importante podría ocasionar un gran dolor emocional en la otra persona. Una cena sorpresa, regalarle algo lindo que quería desde hace tiempo o escribirle una carta sin motivo alguno, son solo algunos de los muchos pequeños detalles que fortalecen y mejoran las relaciones, además de que no requieren de mucho esfuerzo.

5. No tomar en cuenta a tu pareja

Tanto para tomar decisiones importantes a futuro que tienen que ver con la relación, así como para hacer planes individuales que podrían impactar notablemente al otro.

Esto no quiere decir que cada movimiento que hagas lo consultes con tu pareja, pero sí que medites si aquello que estás a punto de decidir podría afectar directamente a la relación, si es así, entonces pueden hablarlo con tiempo y crear acuerdos juntos.

Te puede interesar