Siete motivos que te ponen en peligro de volver con tu ex

Puede pasar mucho tiempo pero, si no cerraste el ciclo, éstas razones te pueden lanzar a los brazos de quien alguna vez te hizo daño.

Existen varios motivos por el cual podrías tener una recaída y regresar con tu expareja y es que, algunas cometemos el error de no saber cerrar los ciclos y por diversas excusas que nos formulamos, terminamos abriendo esa puerta que debió quedar sellada.

Ante que nada, debes saber que corres un gran peligro si terminas volviendo, sobre todo, con ese ex que te hizo tanto daño y provocó que te perdieras a ti misma.

Por ello, es importante identificar las razones que te ponen en riesgo de volver a caer en los brazos de tu ex.

1. La zona confort

Debido a que esa relación es un terreno ya conocido, explorado, el cual no presenta giros tan esperados, pueda que desees volver sólo por comodidad en vez de darte la oportunidad de conocer más opciones.

2. La peligrosa nostalgia

Definitivamente es un arma de doble filo.  Vuelve románticas situaciones que en realidad son malos recuerdos, anulando así el dolor que una vez eso provocó.

3. Estás aburrida

El aburrimiento te hace regresar con las personas que una vez significaron algo para ti.

4. La conexión no desaparece

Es muy complicado crear o tener una conexión con alguien. Por ello, regresamos a las que una vez tuvimos.

5. El remordimiento te acosa

Muchas veces se terminan las relaciones por errores que tuvimos y queremos enmendarlos porque creemos eso cambiará el destino de las cosas.

6. Hay un contexto en común

Es mucho más fácil regresar a un camino que ya está hecho.

7.- La soledad te quiere jugar una mala pasada

La soledad es una compañía muy peligrosa, y una pésima consejera. 

¿Qué no es cerrar un ciclo?

- Pensar que eso que viviste ya no existe más o que fue parte de otra vida tuya en esta Tierra.

- Esperar que jamás volverás a pensar en esa persona, esperar que realmente la olvidarás.

- Pensar que lo que viviste fue una farsa y necesitas quemarlo y destruirlo.

- Querer hacer un “reset” en tu mente y empezar de cero o ser el que eras antes.

- Empezar una nueva relación de pareja inmediatamente después de terminar la pasada.

¿Qué sí es cerrar un ciclo?

- Observar quién fuiste dentro de esa relación y descubrir aspectos tuyos que no conocías.

- Asimilar la evolución dentro de ti y crecer con esa experiencia para crear una nueva, diferente y con un mayor nivel de conciencia.

- Volver a despertar los sentimientos positivos que te generó esa relación dentro de ti (no porque ya no está la persona significa que dejas de sentir amor).

- Agradecer por lo que sí viviste y sí recibiste.

- Recordar con cariño a tu ex, sin guardarle enojos o resentimientos.

- Fortalecerte a partir de esa relación y determinar qué deseas para la próxima.

- Recordar para vivir, en lugar de  olvidar para  respirar.

 

 

Te puede interesar