Nuevo avance de la prueba molecular peruana que detecta COVID-19 en media hora

La mayoría de las muestras japonesas presenta una mejor especificidad porque fueron tomadas en una etapa anterior a la pandemia del COVID-19.

La Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) presentó un nuevo avance de su prueba rápida molecular que emplea el método isotérmico RPA-LF. El equipo trabaja en una nueva validación para cotejar los resultados obtenidos en el primer estudio que ha tenido resultados positivos en el diagnóstico del nuevo coronavirus.

El proyecto es cofinanciado por el Concytec y liderado por la Dra. Mónica Pajuelo, investigadora principal del Laboratorio de Microbiología Molecular e la UPCH, viene obteniendo un alto nivel de sensibilidad y de especificidad en la validación inicial realizada tanto en el Perú como en Japón, en conjunto con la Universidad de Tohoku.

El Mg. José Luis Málaga, co-investigador del Laboratorio de Virología de la Escuela de Medicina de la Universidad de Tohoku, detalló que esta prueba trabaja a una sola temperatura para amplificar el material genético y así detectar la COVID-19, en solo 35 minutos. 

"Este método no es nuevo para el diagnóstico de otro tipo de patógenos y bacterias", dijo. Asimismo, el investigador peruano, que se encuentra en Japón para su doctorado, aseguró que una prueba RPA-LF puede dar la seguridad en cuanto a su sensibilidad y especificidad, además de que no requiere un equipo sofisticado como la prueba molecular PCR.

Primeros resultados alentadores

Las 78 muestras otorgadas por el Instituto Nacional de Salud (INS) fueron utilizadas para probar la prueba molecular peruana logrando 92.31% de sensibilidad, lo que implica la probabilidad que una muestra positiva sea calificada como tal.

Asimismo se determinó 80.77% de especificidad, lo que representa que una prueba negativa sea clasificada como tal. El valor predictivo positivo llega a 70.59% y el valor predictivo negativo es de 95.45%. En el caso de las muestras analizadas en Japón, la sensibilidad es de 92.86% y la especificidad es de 97.96%, mientras que el valor predictivo positivo es 96.39% y el valor predictivo negativo es de 96%.

La Dra. Pajuelo manifestó que esta primera etapa de pruebas ha permitido determinar que es necesario estudiar el origen de los falsos positivos debido a que existe la posibilidad de que se deban a una carga viral muy baja.

Video relacionado a formas de contagio de coronavirus 

Te puede interesar

SÍGUENOS