Pacientes recuperados del COVID-19 podrían perder para siempre el olfato y el gusto

Especialistas estadounidenses sostienen que algunos pacientes vencedores del coronavirus, la pérdida de los sentidos del olfato y el gusto podrían ser irreversible.

Miles de personas en todo el mundo vienen ganándole la batalla al coronavirus y convirtiéndose en grandes guerreros; sin embargo, los estragos que podría dejar la nueva enfermedad en pacientes recuperados han generado gran preocupación.

De acuerdo a la información publicada en The Wall Street Journal citando a médicos estadounidenses, algunos pacientes recuperados del COVID-19 podrían no volver a recuperar los sentidos del gusto y el olfato después de que desaparezcan otros síntomas de la nueva enfermedad.

Es importante mencionar que, la pérdida de olfato y del gusto figura en la lista oficial de síntomas de infección por el SARS-CoV-2, por lo que se cree que estos síntomas pueden quedarse por varias semanas más luego que el virus ingresara al cuerpo.

Asimismo, según la información brindada y compartida por el portal antes mencionado, aproximadamente una cuarta parte de los pacientes curados aseguran haber recuperado estos sentidos en dos semanas tras la desaparición de otros síntomas del COVID-19.

No obstante, se debe resaltar que todavía se necesitan datos a largo plazo para llegar a una conclusión sobre los pacientes que no recuperaron el olfato y el gusto. Mientras que, algunos médicos no excluyen que para algunos la pérdida del olfato sea irreversible.

En tanto, Danielle Reed, directora adjunta del Centro de Sentidos Químicos Monell en Filadelfia (Pensilvania), explicó el fenómeno de la pérdida de la capacidad de percibir olores y sabores explicando que se debe a una reacción protectora del cuerpo. La especialista sugiere que los receptores olfativos conectados al cerebro "se suicidan" para detener la propagación del virus.

Del mismo modo, la especialista advierte que perder la capacidad de saborear u oler tras vencer al coronavirus puede desencadenar emociones negativas, ya que provoca que fluya menos serotonina al cerebro.

Te puede interesar