¿No quieres romper tu dieta en las vacaciones? Estos tips te ayudarán

Consejos para no romper tu dieta y desequilibrar tu economía durante las vacaciones.

Llegaron las vacaciones y con ellas vienen constantes tentaciones para romper la dieta. Para muchas personas, viajar implica conocer nuevos sabores; sin embargo, esto provoca que no se continúe con el plan alimenticio equilibrado.

 Asimismo, estar en lugar fuera de casa implica consumir alimentos que quizás te descuadren económicamente. Es por ello, que en este artículo te mencionaremos algunos tips para comer rico, saludable y sin que estalle la economía familiar.

La licenciada en Nutrición Micaela Remuzzi menciona las recomendaciones que debemos de seguir para lograr tener unas vacaciones saludables y sin gastar demasiado. ¡Atenta y toma nota!

Priorizar los alimentos naturales y las caminatas

Es recomendable, al llegar a destino, recorrer y mirar las tiendas naturales, supermercados y restaurantes típicos de la zona. Conocer los lugares donde venden los alimentos de la localidad y comparar los precios antes de realizar las compras.

"Esos recorridos aportan varios beneficios agregados a las vacaciones, ya que permiten adquirir nuevos conocimientos en materia culinaria y, al mismo tiempo, apreciar el lugar mediante caminatas que ejercitan el cuerpo y distraen la mente", explicó.

Cuidar el consumo de calorías en la playa

Para los almuerzos a la orilla del mar, hay varias recomendaciones para preparar y llevar refrigeradas. Una ensalada fresca de vegetales y pechuga de pollo, es una excelente opción. Los que prefieren los sándwiches, pueden prepararlos fáciles y deliciosos.

"Aportará grandes beneficios acompañar los platos con vegetales, como las tartas de una sola tapa de espinaca, acelga o calabaza y las empanadas abiertas (canastitas) de vegetales. Todas muy buenas elecciones", señaló.

Brindar alternativas deliciosas y saludables a los niños

Los clásicos helados que venden a la orilla de la playa pueden ser sustituidos por marcianos de fruta que son más económicos y con menos calorías. También existe la posibilidad de procesar frutas de su preferencia con agua o jugo de almendra y congelar, para prepararles unos saludables y nutritivos helados caseros.

"Para complementar la merienda de los chicos en el mar, pueden ofrecerles una porción de bizcochuelo o galletas de avena, acompañados de licuados naturales", menciona la experta.

Recomendaciones al comer afuera

Lo clásico para una alimentación saludable son las ensaladas. Es importante recordar pedir el aderezo por separado, para agregarlo al gusto y sin exceso. Recuerda buscar algo rico y a la vez saludable.

Cabe mencionar que para mantener la salud en las vacaciones de verano se puede optar por llevar siempre una botellita con agua fresca y tomarse por lo menos 30 minutos diarios para ejercitarse al aire libre en contacto con la naturaleza.

Te puede interesar

SÍGUENOS