Intolerancia a la lactosa: ¿cuáles son las causas?

Estas podrían ser las causas de las molestias estomacales tras consumir leche.

A muchas personas les ha pasado que luego de ingerir algún producto lácteo ha tenido síntomas como: Náuseas y, a veces, vómitos, hinchazón, cólicos, gases y diarrea. Ante ello, nos preguntamos: ¿cuáles son las causas?

La Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU señalan que la lactosa es un tipo de azúcar que se encuentra en la leche y otros productos lácteos. El cuerpo necesita una enzima llamada lactasa para digerir la lactosa.

Asimismo, la intolerancia a la lactosa se presenta cuando el intestino delgado no produce suficiente cantidad de esta enzima. Ante ello, el portal Mayo Clinic indica cuáles podrían ser las posibles causas. ¡Toma nota!

leche

- La intolerancia a la lactosa se origina cuando el intestino delgado no produce la cantidad suficiente de una enzima (lactasa) que le permite digerir el azúcar de la leche (lactosa).

- Por lo general, la lactasa convierte el azúcar de la leche en dos azúcares simples (glucosa y galactosa) que se absorben a través de la mucosa intestinal e ingresan al torrente sanguíneo.

- Si se tiene deficiencia de lactasa, la lactosa de los alimentos que consumes se desplaza hasta el colon en lugar de procesarse y absorberse. En el colon, las bacterias comunes interactúan con la lactosa no digerida, lo que provoca la presencia de signos y síntomas de intolerancia a la lactosa.

Pero, ¿cuáles son los factores de riesgo de la intolerancia a la lactosa? La página antes mencionada señala lo siguiente:

Edad avanzada. La intolerancia a la lactosa suele aparecer en la edad adulta. Esta afección es poco frecuente en bebés y en niños pequeños.

Origen étnico. La intolerancia a la lactosa es más frecuente en personas de origen africano, asiático, hispano o nativo americano.

Nacimiento prematuro. Los bebés prematuros pueden tener niveles reducidos de lactasa debido a que el intestino delgado no genera células productoras de lactasa hasta fines del tercer trimestre.

Enfermedades que afectan el intestino delgado. Algunos de los problemas del intestino delgado que pueden provocar intolerancia a la lactosa son el crecimiento bacteriano excesivo, la celiaquía y la enfermedad de Crohn.

Ciertos tratamientos oncológicos. Si has recibido radioterapia contra el cáncer de abdomen o presentas complicaciones intestinales a partir de la quimioterapia, tienes mayor riesgo de padecer intolerancia a la lactosa.

leche

Te puede interesar

VIDEO TIPS

SÍGUENOS