¿La nutrición artificial es recomendable? Mira lo que dicen los expertos

Los médicos usan la nutrición artificial en personas que no pueden ingerir alimentos y necesitan suplir la falta de nutrientes en su organismo.

En algún momento de nuestra vida hemos tenido momentos en el que no queremos ingerir alimentos y eso ha provocado que las defensas de nuestro cuerpo se vean afectados, provocando gastritis, pérdida de peso y otros factores negativos.

Ante ello se debe acudir a un especialista que nos brinde una orientación en nuestra nutrición y en casos especiales la medicación de algún producto que nos ayude a suplir la falta de nutrientes que no lo adquirimos con los alimentos.

Según explica la Academia Americana de Médicos de la Familia, los pacientes que no pueden ingerir alimentos debido a un problema médico necesitan nutrición y líquidos y para poder obtenerlos se puede optar por la hidratación y nutrición artificial.

Asimismo, la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU. señala que la nutrición artificial es para las personas que no reciben suficientes nutrientes a través de las comidas o las bebidas y lo necesitan las personas que no pueden comer, tienen problemas de apetito, desnutrición severa y los que no pueden absorber nutrientes a través del sistema digestivo.

En tanto, si los pacientes tienen problemas médicos temporales y han perdido líquidos a través de vómitos, sudoración o diarrea, los médicos optan por el uso de hidratación y nutrición artificial.

doctor

Pero, ¿cómo se proporciona la hidratación y nutrición artificial? La página de la Academia Americana de Médicos de la Familia señala que existe formas de realizarlo. ¡Atenta!

En el caso de la hidratación, la primera forma es poner el fluido directamente en una vena. Esto se llama reposición intravenosa (IV) de fluidos. La otra forma es ponerlo debajo de la piel y a ello se le denomina hipodermoclisis o reposición subcutánea de fluidos.

¿Cómo funciona hipodermoclisis?

Una bolsa de fluido está conectada a una aguja larga por un tubo de plástico. La aguja se coloca debajo de la piel y se coloca con cinta adhesiva en su lugar, generalmente en el tórax, el abdomen o los muslos. El líquido gotea de la bolsa, a través del tubo y la aguja, y dentro de la piel. La piel luego absorbe el fluido en el cuerpo.

Continuando, en el caso de la nutrición, el portal antes mencionado resalta que otro método e hidratación artificial es a través de un tubo de plástico llamado sonda nasogástrica (o sonda NG). Este tubo se pasa por la nariz, por la garganta y hasta el estómago. Solo se puede dejar en un corto período de tiempo, por lo general de 1 a 4 semanas.

Ante el uso de estos métodos recetados por los médicos la Academia Americana de Médicos de la Familia menciona cuales son los beneficios de la nutrición artificial.

Cuando una persona ha sido diagnosticada con una enfermedad temporal y no puede ingerir alimentos, necesita nutrientes y agua se puede optar por la hidratación y nutrición artificiales ya que así se puede ayudar a prevenir la deshidratación y ayudar al paciente a recuperarse de su enfermedad.

En tanto, si el paciente tiene una enfermedad avanzada que pone en peligro la vida y que está muriendo, la hidratación y nutrición artificiales pueden no proporcionar muchos beneficios ya que pueden hacer que el paciente viva un poco más, pero no siempre.

suero

Cabe mencionar que antes de optar por el uso de la hidratación y nutrición artificiales se debe consultar con un médico los riesgos y beneficios debido a que cada situación es diferente.

Te puede interesar