¡Olvídate de los puntitos negros con estos tips de belleza!

A veces gastamos mucho dinero en productos que te ofrecen eliminar los puntitos negros, cuando existen remedios caseros que te dejarán el rostro muy limpio.

Eres de las que siempre está tratando de eliminar esos puntitos negros de su rostro, pues ya no tendrás que gastar en tratamientos costos o invasivos que te dejen la piel irritadas. Ahora, podrás quitártelos con remedios caseros que tienes a la mano y con de uso cotidiano.

Pero antes de iniciar, debemos explicar con exactitud de lo que estamos hablando:

A los puntitos negros también se les conoce como espinillas y, aparecen por la acumulación de grasas, suciedad o células muertas, las cuales obstruyen los poros de la piel.

Cuando algunas de estas impurezas se acumulan en los poros y se exponen al oxígeno el poro se pone oscuro y duro, dando en resultado un punto negro.

Uno de los motivos por las que salen estos puntitos negros es que no nos quitamos adecuadamente el maquillaje del rostro.

La conocida zona T, que es la frente, nariz y barbilla es donde más suelen aparecer estas espinillas.

Y para eliminarlos puedes hacerte diversos tratamientos o seguir los siguiente tips de belleza que a continuación te presentamos:

Leche y sal

No es tan difícil conseguir leche y sal, así solo debes hacer una mezcla para conseguir un exfoliante casero que también te ayudará a eliminar los puntitos negros. Estos ingredientes hidratarán y nutrirán tu piel de profundidad, gracias a las propiedades que tiene la leche.

Y no necesitas usar muchas cantidades, solo una cucharada de leche y tres cucharadas de sal, mezclar hasta que se haga una pasta espesa. Una vez que tengas la combinación, échalo en la zona que desees tratar, frótalo por varios segundos. Este procedimiento lo debes hacer por varios días para que veas los resultados.

Agua tibia y sal

Algo tan sencillo como  lavarte el rostro con agua tibia y sal puede ayudar a eliminar la acumulación de grasa en los poros y quitar esos molestos puntos con mayor facilidad, además también puedes prevenir su aparición con esta práctica.

Pero recuerda que no es de la noche a la mañana que verás los resultados, debes ser disciplinada con el tratamiento.

 

Te puede interesar