Joven herido en Marcha Nacional deberá vivir con proyectil en la cabeza

Lucio Suárez recibió varios impactos de perdigones; uno de ellos se alojó en su cabeza: "un lugar no operable", según los médicos.

Uno de los jóvenes que asistieron a la marcha nacional del último sábado, recibió dos impactos de proyectil, uno de los cuales aún permanecerá en su cuerpo, y deberá vivir con dicho objeto debido a que en la zona donde se encuentra no es operable.

El jefe de Emergencia del Hospital Casimiro Ulloa, Luis Honorio, informó que el proyectil en cuestión es el que se encuentra en la cabeza y es una parte “no accesible para la operación”.

Lucio Suárez llegó aquí con proyectil de arma de fuego, una tiene en la pared izquierda (del tórax), no ha penetrado, no ha lesionado el pulmón. El otro ha ingresado por la zona izquierda del cráneo, y se encuentra alojada en la parte derecha en la base, es una parte inaccesible y no operable”, indicó para América Noticias.

Pese a las heridas sufridas, el joven universitario se encuentra estable. “El señor está bien, el señor está estable, está comiendo y caminando”, indicó el médico.

Luis Suárez, hermano de la víctima señaló: “Lucio asistió a la marcha con sus amigos y luego me llamó diciéndome que lo habían disparado”.

Como se recuerda, las protestas del día sábado en rechazo a Manuel Merino derivó en enfrentamientos entre policías y manifestantes, que acabaron con la vida de Insti Sotelo y Jack Pintado, quienes fallecieron tras recibir varios impactos de perdigones de la PNP. En tanto, otros 63 manifestantes terminaron hospitalizados, según informó el Ministerio de Salud (Minsa).

Te puede interesar

SÍGUENOS