Kim Kardashian se roba el show del after party de los Oscar con este vestido vintage

Kim Kardashian fue el centro de atención en la fiesta después de los premios Oscar gracias a este vestido que cuenta con una increíble historia.

Kim Kardashian es una de las celebridades más top dentro de Hollywood, por ello no es sorpresa que esté invitada a grandes eventos como el after party de los premios Oscar.

La socialité arribó al evento organizado por Vanity Fair en compañía de su esposo, Kanye West y de su hermana menor, Kylie Jenner luciendo un extravagante vestido que nos dejó a todos asombrados.

Kim desfiló frente a los paparazzis con un vestido vintage color arena de Alexader McQueen, - considerado por los expertos en moda como uno de los diseños más influyentes del siglo XXI-,  que le regaló Kanye West por Navidad.

La pieza enmarcaba su figura de ‘reloj de arena’ a la perfección, por lo que no hace falta decir que estaba muy ajustado, razón por la cual Kim admitió que no pudo sentarse correctamente con el vestido, “pero valió la pena.” Pero eso no es todo.

El vestido de Kim Kardashian, que es uno de los dos únicos producidos en el mundo (el otro está en el Museo Metropolitano de Arte) es caracterizado por el museo como "una representación poética de un desastre en el mar" y es llamado ‘vestido de ostra’. ¿La razón? Está destinado a parecerse a una ostra de construida, con un dobladillo ondulado que evoca el borde de una gran concha marina.

Para completar el look, Kim estilizó su cabello en ondas sueltas con ese efecto húmedo y con un maquillaje glam. Es decir que, Kim no solo se vio espectacular, sino que su vestido también tiene un gran mensaje y valor detrás de él.

Te puede interesar