Estos son los remedios ideales para combatir cada tipo de ojeras

Un consejo que beneficiará a cualquier tipo de piel u ojeras que tengas: siempre mantente hidratada.

Las ojeras, son parte de uno pero hay ocasiones donde solo queremos que desaparezcan. Para muchas personas, combatir la presencia de estas se ha convertido en una de sus tareas personales todos los días, mientras que otras, solo se enfrentan a ellas después de una mala noche.

Lo cierto es que existen múltiples factores como la raza, genética, la edad u otras condiciones que hacen que tengamos esta hiperpigmentación en el rostro. Pero un dato que muchos ignoran es que existen diferentes tipos de ojeras y por lo tanto, diferentes métodos para ocultarlas. ¿Deseas saber como disimular su apariencia? Aquí te decimos cómo hacerlo.

l

Ojeras hundidas: Según los expertos en cuidados de la piel, este tipo de ojeras se debe a la aparición de surcos en la zona así como el desplazamiento de las bolsas grasas. Se pueden tratar con infiltraciones con ácido hialurónico, “consiguiendo eliminar el aspecto de cansada de la paciente”, aseguró el equipo médico de la Clínica Nazaret Romero.

Ojeras de coloración: El mejor tratamiento para este tipo de ojeras es la prevención, con métodos como usar bloqueador solar, pero también pueden ser asistidas con cremas despigmentantes o con ‘peeling’.

p

Ojeras por pérdida de elasticidad de la piel por flacidez: Estas ojeras generalmente empiezan a aparecer con el paso del tiempo. Usualmente relacionadas con personas de avanzada edad o con la aparición de arrugas, estas ojeras pueden ser tratadas con mesoterapia, factores de crecimiento, ácido hialurónico de hidratación, silicio y aminoácidos, así como con radiofrecuencia, peeling o láser, aseguran los expertos.

Ojeras transitorias: Son las que aparecen después de una mala noche, estrés o una enfermedad concreta. Generalmente, estas ojeras desaparecen por si solas aunque también pueden mejorar usando compresas frías, drenajes o masajes.

p

Ojeras por problemas circulatorios: Tienen un color morado o azul y se hacen más visibles con el transcurso del tiempo ya que la piel se vuelve cada vez más delgada y transparente. Pueden mejorarse usando  cremas de vitamina K y drenajes, aseguran los expertos. 

¡Recuerda! Siempre que hablamos de cuidados de la piel debes tomar tus precauciones si quieres probar un producto o método nuevo ya que no todas reaccionamos de la misma manera a los mismos tratamientos. Es por esta razón que los expertos recomiendan hacer una pequeña prueba en el brazo o mano para comprobar que no haya inconvenientes y puedas proseguir con el tratamiento de la mejor manera.

Te puede interesar