Hijas lucen viejos vestidos de graduación de sus madres y se ven increíbles

Estas jóvenes no encontraron mejor manera de homenajear a sus madres que usando sus vestidos de promoción. Te sorprenderás lo bien que se ven.

Cuando se acerca la fiesta de promoción las jóvenes se estresan por encontrar el vestido perfecto para ese evento y en el camino también incluyen en el drama a sus padres. Muchas veces encontrar el traje perfecto es muy costoso. Pero estas chicas decidieron evitarse problemas y usar los vestidos que ya tenían en casa.

La moda es cíclica, y eso lo entendieron bien estas jovencitas, que prefirieron darles algunos toques personales a los vestidos de sus madres y lucirlos en sus fiestas de promoción.

La elegancia no pasa de moda

Con este tweet esta adolescente contó qué se puso para su fiesta de promoción de la secundaria: “Luciendo el vestido de graduación de mi mamá”.

Ambas lucen exuberantes con el mismo vestido que tiene detalles dorados a los largo de las tiras, un escote llamativo por el frente y una abertura bien pronunciada en la pierna izquierda.

1

 

Estilo de los años 70s que lucen muy modernos

El estilo de los setenta no pasa de moda, pero eso no significa que todas las prendas sobrevivieron al paso del tiempo. Afortunadamente, eso no paso con este vestido. "Desde que vi el vestido de graduación de mi mamá de los años 70, sentí que tenía que usar esa joya", comentó esta joven en redes sociales.

2

 

Usando el vestido de mi mamá para mi graduación “Tacky”

En la izquierda está la madre que usó el vestido en su fiesta de graduación en 1986. Su hija decidió usar la misma prenda en 2014 en la fiesta “tacky” de su colegio.

Las llamadas fiestas “tacky” buscan que los estudiantes luzcan atuendos originales para su baile de graduación.

3

Un vestido salvaje

Tal parece que esta madre no solo le heredó a su hija los genes, sino también, la confianza, el gusto y uno de los vestido más salvajes de la historia de las graduaciones. El patrón, el corte y las correas en el vientre le dan este aire ‘wild’.

4

Este vestido rosado se ha usado durante tres generaciones

Este vestido ha pasado de generación en generación. En la imagen se puede ver que la primera vez se usó en 1962, y luego sus dos hijas lo volvieron a usar en diferentes ocasiones, finalmente en 2013, fue la nieta quien lo usó para su fiesta de promoción. Como se puede observar el vestido no perdió el gran volumen, pero es probable que lo hayan modificado un poco para tener mayor movilidad.

5

Quitándole el polvo y listo

"¡Mira lo que encontramos en casa de mi madre!", publicó esta mamá en su Facebook. Contó que ese vestido lo había estrenado hace 26 años. Tanto el vestido como los zapatos le quedaron a la perfección a su hija.

Todo el conjunto grita que es de los ochentas y que aún se ve genial.

6

 

Cuando todo lo demás falla, busca en el clóset de tu madre

"Mi hija pidió en línea un bello vestido para su baile de graduación, pero cuando llegó no era lo que ella esperaba”, escribió esta otra madre en su Facebook. "A cuatro días de la fiesta de graduación, ella decidió hurgar en mi armario mientras yo estaba en el trabajo".

7

Incluso La Misma Pose

Esta chica posó igual que su madre mientras llevaba el mismo vestido. El satén rojo con capa de encaje blanco es una buena opción que da un estilo romántico y glamoroso.

Es increíble ver cómo estos vestidos fueron guardados de tal manera que pudieron llegar en buen estado a otras manos. ¿Y, tú harías lo mismo por tu hija?

8

Te puede interesar