Adolescente diseña traje de aislamiento para mascotas y gana concurso nacional [FOTOS]

Xiomara Ojeda, de 17 años, sabe que los animales también la están pasando mal durante la pandemia por el nuevo coronavirus.

A sus 17 años, Xiomara Ojeda inventó un traje para que las mascotas no tengan contacto directo con el exterior, usa una tela que evita que se filtren fluidos al estornudar o toser y además no permite el ingreso de garrapatas o pulgas.

Este invento resultó ganador, junto a otros 44, en el Concurso Especial ‘Patentes frente al COVID-19, que busca promover la protección de las invenciones que vienen siendo propuestas por personas o instituciones para enfrentar los efectos del COVID-19.

En diálogo con la Agencia Andina, esta adolescente cuenta que la idea nació al ver que las personas abandonaban a sus perros, o los maltrataban desinfectando sus patitas con lejía o agua caliente, todo por el temor de no ser contagiados con el coronavirus.

“Al principio cuando empezó la pandemia la gente hacía eso y me daba mucha pena, ahora se sabe que los perros nos son fuente de contagio, pero como una medida preventiva decidimos crear este traje”, explica Xiomara Ojeda, amante de los animales.

Junto a su padre José Ojeda Espinoza durante un mes investigaron aprovechando el tiempo libre de la cuarentena. En su casa del distrito de Pueblo Libre se hicieron los primeros diseños hasta que lograron el prototipo final.

“Está hecho con una tela antifluido, es reutilizable, portátil y el tiempo de vida de este traje es un año. Además tiene un sistema excretor, es decir se puede colocar la bolsa desechable en el traje para que la mascota pueda defecar, luego se retira y se bota. Viene con 100 bolsas desechables”, explica la adolescente.

Añade que se puede lavar con agua y jabón o desinfectar con alcohol, seca en 30 minutos para que el perro lo puede volver a usar. Se estima que el precio oscilaría entre 35 y 50 soles, depende del tamaño del perro y los acabados o diseño.

“No tenemos el dinero para entrar al mercado, pero nos gustaría que alguna empresa se interese en este invento para empezar a fabricarlo”, finaliza Xiomara, estudiante del quinto de secundaria.

Padre e hija, inventores del traje para mascotas

Sin embargo, no solo ella ganó el premio de patentes de Indecopi, su padre José Ojeda, un empresario dedicado a la producción de eventos, también resultó ganador con su invento una cabina desinfectante para frenar los contagios por COVID-19.

“Es una cabina con un sistema de desinfección que no es nocivo para las personas. Una corriente de aire caliente ionizada limpia a las personas que pasan por esta cabina y los deja libres de virus y bacterias. Puede ser utilizado en los centros laborales, mercados, etc”, explica a la Agencia Andina este inventor.

Con información de Andina

Te puede interesar