• https://wapa.pe/mascotas/1450816-mascotas-tendencias-perros-gatos

Siete actitudes que deberíamos aprender de nuestras mascotas

Nuestros engreídos de cuatro patas también pueden darnos lecciones que deberíamos aplicar en nuestro día a día.

Desde el momento que decidimos adoptar una mascota, esta se convierte en parte de nuestra familia y aunque nosotros le enseñamos a adaptarse a su nuevo hogar, sin darnos cuenta, ellos nos enseñan algunas lecciones que podríamos aprender para nuestra vida.

Estas son siete actitudes que tienen nuestras mascotas con nosotros y que podríamos adoptar para nuestros días.

Fieles a la familia

La principal cualidad que tienen las mascotas para sus dueños es el amor incondicional. Ellos nos dudan en demostrar, de todas las formas posibles, el amor a su familia. Desde pequeños, los engreídos de cuatro patas, reconocen cuál es su familia, distinguen a cada uno de los miembros y buscan su propio espacio dentro de la casa. Sienten la ausencia de la familia, si alguien no está lo busca y espera su llegada para demostrar alegría.

Prestan atención a nuestro estado de ánimo

Nuestras mascotas son nuestros mejores amigos, y lo demuestran con su actitud vigilante frente a nuestras actitudes o comportamientos. Ellos pueden darse cuenta si necesitamos de compañía y se hacen presente. Nos hacen compañía cuando estamos tristes y cuando estamos de buen humor, comparten nuestra alegría.

No guardan rencor

Aunque científicamente no se puede comprobar que los animales tengan sentimientos, sí podemos decir que tienen sensaciones causadas por algunas situaciones en particular. Por eso de acuerdo a sus comportamientos y actitudes notamos que los animales no demuestran rencor.

Su hogar eres tú

Para nuestras mascotas es más importante la presencia que la comodidad. Entre dormir en un sofá contigo o dormir cómodamente en su propia cama, él preferirá lo primero. Así ellos se encuentren en la casa que lo adoptó, está será un hogar incompleto por tu ausencia. Su hogar es su familia.

Alma de protector

Cuando somos pequeños, nuestros principales protectores son nuestros padres, sin embargo nuestras mascotas, en especial los perros, adoptan esta característica en particular. Los perros siempre mantienen una actitud vigilante frente a posibles amenazas al hogar, no dudes que si alguien pretende hacerte daño tu perro te protegerá sin importarle las consecuencias.

Disfruta de los paseos y el aire libre

El momento más esperado de tu mascota es la hora del paseo. Una simple caminata de unas cuadras al aire libre, disfrutando de la tarde es una sencilla práctica que deberías replicar y no solo hacerla por obligación con tu mascota. Aprende a disfrutar de los pequeños y sencillos momentos de la vida para desconectarte un poco de la rutina diaria.

No le importa como luces

Las apariencias no son importantes para nuestras mascotas, ellos no se asustan ni se asombran con cualquier persona que puedan ver en algún lugar. Para ellos lo único importante es la actitud que tomas con su presencia, cuanto los quieres y los cuidas. Puedes estar súper arreglada o con el rostro de recién levantada, tu mascota te tratará por igual.

Son pequeñas pero significativas actitudes que quizá pasan desapercibidas, pero no quedan dudas que tenemos mucho que aprender de nuestros engreídos de cuatro patas.

 

X