¿Cómo decirle a tus hijos que no te apetece jugar con ellos y qué hacer? [VIDEO]

Imagina por un momento que tu pareja te dice: te amo, pero, no quiero compartir actividades o mi tiempo contigo. ¡Error! Nos sentiríamos fatal, definitivamente.

Si bien no tiene nada de malo no tener ganas de jugar con nuestros hijos, tampoco significa que no existan maneras de decírselo. 

Imagina por un momento que tu pareja te dice: te amo, pero, no quiero compartir actividades o mi tiempo contigo. ¡Error! Nos sentiríamos fatal, definitivamente.

Lo mismo sucede con nuestros hijos quienes desean por sobre todas las cosas poder compartir sus juegos favoritos contigo.

(Foto/elpais)

Pero eso no es todo, luego de decir alguna frase como: "No quiero jugar", solemos sentir una gran sensación de arrepentimiento, mejor conocida como: culpa

Para mejorar esta situación hay que entender el "problema", ¿por qué si amo tanto a mi hijo no quiero jugar con él, pese a que me de pena decirle que no?

(Foto/Pinterest)

¿Por qué no me gusta jugar con mi hijo?

Los motivos pueden ser variados:

- Nos sentimos agotados por el trabajo.

- Cansados en general.

- Nos sentimos ridículos mientras jugamos.

- Sentimos que podemos aprovechar ese tiempo en otras cosas.

- Nos resulta aburrido.

- Sentimos dolor corporal luego de jugar.

- No dejamos ser a nuestro niño interior por el rol marcado de adulto.

- Los deberes en casa son demasiados y urgentes.

¿Qué decirle a los niños cuando no queremos jugar con ellos?

Sea cual fuese el motivo, recuerda que existen maneras de explicarle a nuestros hijos por más estresada, ocupada o cansada que te encuentres.

Aquí te compartimos algunas frases que puedes escoger:

- Gracias hija, ya sabes lo mucho que me gusta jugar contigo, pero ahora no puedo... (sugiere una alternativa)... cuando termine de trabajar. (Y por supuesto, cumple).

- Gracias hijo, ese juego suena súper divertido. ¿Qué te parece si vas empezando y ya me uno cuando termine esto?

- ¡Qué bien suena eso! Pero, pero, ¿qué te parece si esperamos a papá o mamá para jugar juntos?

- Lo que más me gusta es verte jugar, ¿qué tal si juegas tú un rato y yo te miro?

Todas estas frases son una buena manera de tener un espacio para terminar los quehaceres, relajarte un poco o disponer para lo que consideres conveniente, sin embargo, recuerda que jugar con nuestros hijos es la oportunidad más grande que tenemos de demostrarles lo mucho que los amamos, y no hacerlo a menudo puede dañar la relación.

Juegos divertidos para no aburrirse en casa

Mira este vídeo, te puede dar buenas ideas para entretener a tus engreídos.

Te puede interesar