¿Cómo saber si un huevo está bueno o malo si lo guardaste muchos días? [VIDEO]

Que la cuarentena no te juegue una mala pasada. Aprende a detectar si este alimento se encuentra en buen estado con tres trucos sencillos. 

Durante los días de cuarentena hemos recibido diferente información sobre cómo salvaguardar nuestra salud del nuevo coronavirus. Ante ello, todos coincidiremos que evitar salir de nuestras casas es la mejor opción.

En ese sentido, lo más probable es que hayas almacenado tus alimentos tanto en al refri como en la alacena y tengas ciertas dudas sobre el estado de duración de ciertos alimentos.

Los huevos son reconocidos por su rico sabor y grandes nutrientes, además, gracias a su práctica forma de prepararlos, calzan perfectos tanto en el desayuno, como para un almuerzo o cena. 

(Foto/como-saber)

Sin embargo, este alimento se considera fresco hasta los 28 días después de la puesta. Todo dependerá de cómo se haya conservado, es decir, que no haya sido sometido a cambios térmicos bruscos.

Luego de este periodo de tiempo, cabe la posibilidad que pierdan frescura y también parte de sus cualidades, como la de emulsionarse para hacer mayonesa casera.

¿Cómo saber que un huevo está en buen estado?

Esta pregunta podría sonar absurda de tratarse de otro alimento. No es lo mismo hablar de un plátano que está pasado de tiempo el cual sabremos identificar por el olor, color, textura o apariencia en general.

Lo primero que deberemos considerar son dos aspectos:

Elegir los que tengan una fecha de caducidad más lejana o aquellos cuya fecha de puesta sea más reciente.

(Foto/Timothy Titus)

LEE TAMBIÉN:

CONOCE MÁS:

¿Cómo saber si un huevo está podrido?

En el caso de los huevos, su cáscara complica la apreciación. Por ello, existen tres trucos fáciles para saber distinguir un huevo bueno de uno malo.

1. ¿Cómo saber si un huevo está podrido con agua?

¡Es la más sencilla y efectiva! Introduce el huevo en un vaso de agua. Si flota significará que el huevo está malo. Si se hunde significará que es un huevo fresco. La yema de un huevo en buen estado debe quedar centrada y compacta al ser cocido.

(Foto/upsocl)

2. ¿Cómo saber si el huevo está en mal estado con la prueba del sonido?

Si aún te quedan dudas o no cuentas con un vaso con agua a la mano, puedes sujetar el huevo con la mano y agitarlo.

Si el interior se mueve y se oye el contenido significa que el huevo no es fresco. Además, los huevos frescos tienen la capa transparente firme y amortigua la yema de manera que el huevo parece sólido, por tanto, al agitarlo no se escucha ningún sonido.

3. Yema consistente

Por último y a diferencia de los dos anteriores, este truco nos obliga a romper el huevo. Esto ya sea por si aún te quedan dudas de la frescura del alimento.

Una vez roto, se pone sobre una superficie plana, como una paella; si es fresco, la yema se mantiene en el centro, se mantiene la parte central y queda compacta; si no es fresco, la yema se desvía hacia los lados de la clara.

La yema de un huevo fresco es densa, está centrada en la clara y tiene un cierto abombamiento. Además, deberemos fijarnos en la clara, que tiene que ser transparente, sin manchas, de consistencia gelatinosa y sin materias extrañas.

¿Cómo saber si un huevo está en buen estado?

Mira este vídeo y aprende la manera más sencilla de saberlo.

Te puede interesar

SÍGUENOS