¿Cumpleaños en cuarentena? ¡Prepara esta torta helada y celebra en casa!

¿Preparamos? ¡Porque toda celebración se corona con un pastel, la torta helada es una opción deliciosa y sencilla!

Luego de las bromas a quienes cumplen años por estos días de cuarentena, sobre si deseas un ramo de rollos de papel higiénico o un kit de mascarillas, lo cierto es que pasarla en casa no es tan malo.

Compartir con la familia es un gran regalo, además, no tendrás que limpiar el desastre luego de una fiesta ya que ahora, puedes divertirte vía on line con tus amigas y amigos.

(Foto/lahora)

Sin embargo, toda celebración lleva un pastel, por ello, la torta helada es un clásico de la repostería peruana y quizá el pastel más sencillo de preparar.

Anímate y recuerda que permanecer en casa es la mejor decisión por estos días, de esta manera evitaremos la propagación del covid-19 y compartir muchos cumpleaños más. ¡Esta es la mejor receta, del portal Buenazo!

Ingredientes

Para el bizcocho:

180 gramos de harina sin preparar

Una pizca de sal

6 huevos

180 gramos de azúcar

1 cucharadita de esencia de vainilla

Mantequilla derretida para engrasar el molde

Harina para enharinar el molde

Para la gelatina y la carlota de fresa:

320 gramos de gelatina de fresa

2 tazas de agua caliente

2 tazas de agua fría

5 mitades de duraznos en conserva, en láminas

25 gramos de colapez en polvo

110 mililitros de agua

1 ½ latas de leche evaporada congelada

1 cucharadita de aceite vegetal para engrasar el molde

Molde de 24 cm

Aro de 20 cm

Papel manteca

Preparación

Enmantequillar y enharinar un molde de 24 cm de diámetro. Reservar.

Batir los huevos hasta espumar. En ese momento, agregar el azúcar en forma de lluvia y de a pocos, añadir la vainilla. Batir hasta triplicar el volumen o hasta alcanzar el punto cinta. Agregar de a pocos la harina y el la sal previamente cernidas. Mezclar cuidadosamente y de forma envolvente con una espátula.

Volcar la mezcla en el molde preparado y llevar al horno precalentado (180 ºC) de 30 a 45 minutos, o hasta que, al introducir un palito, este salga limpio.

Una vez listo, retirar el bizcocho del horno y dejar enfriar de 10 a 15 minutos. Pasar un cuchillo por los bordes y desmoldar. Cortar el bizcocho en dos discos. Con ayuda del aro, cortar cada disco en discos ligeramente más pequeños, de 20 cm de diámetro. Reservar.

Engrasar con aceite vegetal un molde de 24 cm de diámetro. Reservar.

Disolver la gelatina en el agua caliente. Luego añadir el agua fría y mezclar bien. Separar 2 tazas de la gelatina disuelta y reservar el resto.

De estas 2 tazas de gelatina disuelta, añadir ¾ de taza en el molde engrasado y refrigerar por 10 minutos. Retirar del frío, colocar las láminas de durazno y verter las 1 ¼ tazas restantes. Refrigerar hasta cuajar.

Hidratar la colapez en el agua por 10 minutos. Luego derretirla en baño María. Agregar la colapez derretida en la gelatina restante inicial. Mezclar y reservar.

Batir la leche congelada hasta duplicar su volumen, y esté sedosa y cremosa. Incorporar de a pocos la gelatina anterior. Seguir batiendo hasta integrar bien. Esta es la carlota de fresa.

Añadir 1/3 de la carlota sobre el molde con la gelatina sola, colocar un disco de bizcocho y hacer presión. Agregar 2/3 de la carlota restante, colocar el segundo disco de bizcocho y hacer presión. Añadir el resto de la carlota y emparejar la mezcla. Refrigerar toda la noche.

Para desmoldar, despegar la torta del molde con los dedos previamente humedecidos y colocar el molde sobre un recipiente con agua caliente por 10 segundos.

Recetas fáciles

Mira este vídeo para aprender a preparar este postre

Te puede interesar