Disfruta de las majestuosas áreas naturales protegidas de la costa peruana [FOTOS]

Lugares de extraordinaria belleza paisajística y biodiversidad, ideales para visitar este verano.

El verano es la temporada más esperada del año y coincide con las vacaciones escolares, por lo que las familias aprovechan para visitar lugares que brinden condiciones de esparcimiento. Las áreas naturales protegidas de la costa peruana son una excelente alternativa gracias a su extraordinaria belleza paisajística y biodiversidad.

A continuación, repasemos cuáles son las áreas naturales protegidas por el Estado que podemos visitar en esta temporada estival. Atenta y toma nota.

Reserva Nacional de Paracas

Ubicada a 250 kilómetros al sur de Lima, fue declarada como reserva nacional el 25 de setiembre de 1975 y cuenta con una superficie de 3,350 hectáreas; es una las primeras áreas naturales protegidas en el Perú, siendo la única que posee un ecosistema marino.

En abril de 1992 fue reconocida como uno de los sitios de carácter especial para la Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional (Convención Ramsar), especialmente como hábitat de especies como el lobo de mar, el pingüino de Humboldt, aves guaneras como el piquero, el guanay, el pelícano, el flamenco y otras especies importantes.

Desde el balneario de Paracas, en la provincia de Pisco, se puede visitar en bote las islas Ballestas y San Gallán, donde existe una gran colonia de lobos marinos.

Cuenta con un Centro de Información para los visitantes acerca de la Reserva Nacional y las especies que en ella se conservan. Por otra parte, el Museo Julio C. Tello, ubicado a unos metros de allí, ofrece muestras representativas de la Cultura Paracas, estudiada por el célebre investigador, como mantos, momias y cerámica de la milenaria civilización preincaica.

Es el destino preferido de los limeños por su belleza natural y su variada flora y fauna marino-costera. En 2018 recibió 427,013 visitantes. Si bien es posible visitarla durante todo el año, la mejor temporada en, sin duda, en verano para apreciar esta área natural en todo su esplendor, acompañados del astro rey.

Reserva Nacional San Fernando

Ubicada a una hora de la ciudad de San Juan de Marcona, la Reserva Nacional San Fernando es un lugar único en el territorio peruano donde los Andes y el mar confluyen para dar paso a un escenario de majestuosas playas y un mágico desierto.

Esta área natural protegida fue creada el 21 de julio de 2009 como zona reservada y dos años después, el 9 de julio de 2011 fue categorizada como Reserva Nacional. Tiene 154,716.37 hectáreas y comprende el distrito de Santiago en la provincia de Ica y los distritos de Changuillo, Nasca y San Juan de Marcona, en la provincia de Nasca, departamento de Ica.

El territorio de esta área protegida se divide en varios sectores. En el lado norte se encuentra una zona relativamente accesible, conformada por las desembocaduras de los ríos Ica y Grande, los cuales colorean el gran desierto iqueño con sus bosques ribereños. También se ubican algunas playas de arena donde se forman humedales estacionales cercanos a la Punta Caballas.

La parte sur comprende la ensenada de San Fernando, las lomas costeras y los inaccesibles acantilados del cerro Huasipara. Este cerro es el más alto de la costa peruana con 1,790 metros sobre el nivel del mar, el cual es alzado por la placa de Nasca al chocar con la placa Continental.

La ensenada de San Fernando, protagonista del área protegida, es un accidente geográfico único en el litoral peruano. Está conformado por dos puntas o penínsulas que se proyectan en el mar y que están muy cercanas entre sí, de manera paralela, con un gran islote en el centro. Esta zona es relativamente aislada y muy poco visitada. Recién en la última década, el flujo de visitantes ha aumentado considerablemente.

Islas Ballestas

Las islas Ballestas forman parte de la Reserva Nacional Sistema de Islas, Islotes y Puntas Guaneras, la cual presenta como principal objetivo asegurar la conservación de muestras representativas de la diversidad biológica de los ecosistemas marino costeros del mar frío de la corriente de Humboldt.

De esa manera se busca asegurar la continuidad del ciclo biológico de las especies que en ella habitan, así como su aprovechamiento sostenible con la participación justa y equitativa de los beneficios que se deriven de la utilización de los recursos.

Esta área natural protegida fue establecida mediante el Decreto Supremo Nº 024-2009-MINAM del 31 de diciembre del 2009, y está integrada por 22 islas, islotes y grupos de islas guaneras y 11 puntas guaneras ubicadas desde las costas frente a Piura hasta Moquegua. Presenta una superficie de 140,833.47 hectáreas y se encuentra administrada por el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp).

La Reserva Nacional Sistema de Islas, Islotes y Puntas Guaneras es una de las más visitadas del Perú, en su mayoría visitantes nacionales.

La zona más visitada de este conjunto es la correspondiente a las islas Ballestas, donde el visitante puede disfrutar del nado alborotado de los lobos marinos, el mayor de los espectáculos turísticos que uno pueda imaginar.

Los privilegiados por esta visita pueden gozar también de las travesuras de los delfines, el gracioso andar de los pingüinos de Humboldt y las sorprendentes colonias de aves guaneras como el pelícano, los piqueros y guanayes.

Reserva Nacional de Lachay

Es un ecosistema basado en la neblina proveniente del Océano Pacífico, con una vegetación autóctona y fauna de notable importancia, lo cual le da especial significado científico y cultural, no obstante que las flores aparecen únicamente durante setiembre y octubre. 

Su nombre proviene de la palabra quechua llachu, que significa “lugar cubierto de neblinas”, porque todo indica que su existencia depende de la presencia estacional de densas nieblas.

En esta extensa Reserva Nacional se aprecia aves migratorias, como el halcón peregrino y mamíferos, como el tierno zorro costero. En el interior de la reserva se cuenta con un circuito de caminos peatonales a disposición de los visitantes.

Lachay recibe cada año miles de visitantes y julio es el mes con mayor afluencia de visitas.

Lagunas de Mejía

El Santuario Nacional Lagunas de Mejía, ubicado en la provincia de Islay, región Arequipa, registra en verano una mayor afluencia de visitantes debido a que muchas familias que llegan hasta la zona para disfrutar el verano, aprovechan su estadía para hacer turismo de naturaleza.

Tiene una superficie de 690.6 hectáreas y llegar demanda dos horas de viaje en auto desde la ciudad de Arequipa. A la zona se llega por una carretera asfaltada y con servicio interprovincial que sale cada hora del terminal terrestre de la Ciudad Blanca.

Esta área natural protegida alberga 209 especies de aves y recientemente fue incluido el pato que viene del Marañón, con lo cual suma un total de 210 variedades. También tiene 68 especies de flora entre los que se encuentra el junco, la grama y la totora.

La reserva cuenta con cinco miradores estratégicamente ubicados para que los visitantes admiren la belleza natural de la zona.

Santuario Nacional Los Manglares de Tumbes

Se ubica en la provincia de Zarumilla, en la región Tumbes. Tiene una extensión de 2,972 hectáreas. Este espectacular lugar ubicado en la costa fronteriza con Ecuador es un lugar único pues alberga la mayor extensión de manglares del país.

El valor de este ecosistema no solo se debe a su diversidad biológica, sino también a que muchas poblaciones humanas obtienen beneficios directos a través de la extracción, comercialización y consumo de los productos hidrobiológicos que obtienen.

Además, los manglares son potenciales e importantes áreas para el turismo, la investigación científica, el desarrollo de campañas de sensibilización pública y la educación ambiental.

Cuando se visita el extremo costero norte del Perú, es inevitable relacionar esta tierra fértil con sus delicias culinarias. Es por eso que salta casi inmediatamente un cebiche de conchas negras, de langostinos o algún plato con cangrejos.

(Fuente: Andina)

Te puede interesar