Tres de cada 10 casos de hepatitis están asociados a obesidad y diabetes

La Dra. María del Mar García Ortega asegura que la hepatitis C es una de las más peligrosas ya que no causa síntomas y puede vivir en el cuerpo por años.

Cada 28 de julio se conmemora el Día Mundial de la Hepatitis. En ese sentido, la oncóloga María del Mar García Ortega, señaló este lunes que la hepatitis es una enfermedad que generalmente se relaciona con el virus que causa el padecimiento o con el alcohol.

La experta indicó que aproximadamente tres de cada 10 casos de hepatitis B y C que se presentan en el mundo están asociados a obesidad, diabetes y otras enfermedades crónicas que dañan al hígado, lo que puede derivar en cáncer.

"Sin embargo, la diabetes, el sobrepeso, las enfermedades del corazón y el hígado graso, pueden derivar no solo en hepatitis, sino en cáncer de hígado", aseveró García.

¿Qué es la hepatitis?

La hepatitis es una enfermedad que se caracteriza por la inflamación del hígado y tiene varias vertientes: A, B, C, D y E.

La oncóloga destacó que la C es una de las más peligrosas ya que no causa síntomas y puede vivir en el cuerpo de una persona hasta dos o tres décadas sin que ésta la detecte y, debido al diagnóstico tardío, es causante del 25 % de los casos de cirrosis y cáncer de hígado.

"Los pacientes se dan cuenta cuando ya han desarrollado insuficiencia hepática, y es cuando presentan síntomas", lamentó.

OMS sobre la hepatitis

La OMS estima que unos 500 millones de personas padecen la infección por el virus de la hepatitis B o C de forma crónica.

En México, se estima que cada año se presentan unos 7,265 casos de hepatitis, de los cuales, 6,268 mueren a causa de ella.

Enfermedad estigmatizada

García Ortega destacó que uno de los retos que tiene esta enfermedad es que desaparezca el estigma que se tiene sobre ella.

Sobre todo, la Dra. María del Mar dijo, porque muchas veces se piensa que es un padecimiento que suele afectar a personas alcohólicas o que tienen ciertas prácticas de riesgo como uso de agujas o relaciones sexuales sin protección.

Lo cierto es que en poco más de 30 % de los casos esta afección se desarrolla debido a que la grasa que tiene el hígado a su alrededor, lo que provoca que éste se inflame y genere cicatrices en este órgano, según la galena.

"Esto causa un daño similar al que causa el alcohol", puntualizó.

Indicó que aunque la vacunación ha sido una pieza fundamental para evitar contagios.

Obesidad y diabetes

Sin embargo, la creciente epidemia de obesidad y diabetes en el mundo y, especialmente en México, son una amenaza para los pacientes.

La obesidad en México se ha convertido en un problema de salud pública pues el 71 % de mexicanos adultos la padece, mientras que en la edad infantil afecta a tres de cada 10 pequeños.

Mientras que la diabetes rebasa las 13 millones de personas y, de seguir así, para 2045 se estima que habrá 22 millones de diabéticos.

Un cambio de estilo de vida

Señaló que es urgente que la población haga conciencia sobre la importancia de llevar  una vida sana y controlar su peso, además de que si ya se vive con una enfermedad crónica, se mantenga bajo control para evitar complicaciones.

Además, pidió a la población evitar situaciones de riesgo como relaciones sexuales sin protección, evitar compartir agujas y evitar el consumo de alcohol porque "todo eso pone en riesgo a su hígado".

Finalmente, urgió a contar con programas de detección oportuna y tener identificados a los pacientes que son población en riesgo.

Hay que "hacer pruebas de detección y que se garantice el acceso a terapias a los pacientes que no tienen seguridad social, ya que los tratamientos son muy caros", remarcó.

Con información de EFE.

Te puede interesar