Deportan a padres peruanos de EE.UU mientras su hijo se queda solo en un hospital de Miami

El menor, que se encuentra luchando por su vida al padecer de fibrosis pulmonar, ruega por volver a ver a sus progenitores.

Patrick D’Angelo Oliveira, un adolescente de 13 años, atraviesa el momento más álgido de su corta vida. Él se encuentra luchando por su vida, y sin compañía alguna, en una cama de un hospital en Florida, Estados Unidos, mientras sus padres fueron deportados al Perú.

El menor implora ver a sus progenitores, a quienes no ve desde el 25 de diciembre del 2020. “Estoy acá en un hospital de Florida, extraño a mis papás”, dice el menor en un video difundido por la cadena internacional de Telemundo.

Patrick D’Angelo Oliveira ingresó el mes de octubre al nosocomio de Maryland luego de presentar taquicardia y fiebre.

“Después de que me pidieron una autorización para hacerle unos exámenes profundos al pulmón y corazón, a mi hijo en tres horas lo sacan en un estado de coma”, dice desde el Perú la madre de Patrick, Silvia Rivera.

Patrick duró en estado de coma por 6 días y le diagnosticaron fibrosis pulmonar. Su mamá reveló que no aceptó ningún tratamiento para el menor, pues temía que su condición empeorara.

“Ya no podía confiar en los médicos que me dijeron que ya no había peligro en estos exámenes no le iban hacer”, dijo Silvia.

Deportación

Para colmo de males, en diciembre, el gobierno estadounidense les notificó los padres del adolescente, Silvia y Enrique Olivera, que acababan de perder la custodia de Patrick

Según expertos, la custodia pasó a pertenecer al hospital debido a que sus apoderados pusieron en riesgo la salud del menor al negarse a acceder a los tratamientos.

Como último recurso, Silvia y Enrique decidieron venir al Perú el 25 de diciembre junto con su hijo. Sin embargo, en el aeropuerto de Miami los padres fueron separados del menor por carecer de documentación que respaldara su presencia en Estados Unidos. Tras ello, fueron deportados al Perú sin Patrick.

“Mi hijo lloraba mucho y decía que no nos separen. Decía que hoy es Navidad”, recuerda Silvia, quien vivió junto con su esposo vivió en Estados Unidos indocumentada durante 18 años.

Hasta la fecha no se sabe con exactitud en dónde se encuentra el adolescente, pues la institución que lo tiene bajo su tutela no ha brindado más detalles.

Te puede interesar

SÍGUENOS