Mujer con anomalía facial pide “normalizar todos los cuerpos”

Su tenacidad y perseverancia han provocado que Hannah sea una sensación en Instagram, donde ha totalizado gran cantidad de seguidores gracias a sus rutinas de entrenamiento y mensajes de positividad.  

Cuando nació, los médicos les dijeron a sus padres que no sobreviviría más allá de un año. Actualmente, Hannah Vaughn Setzer tiene 28, está casada y sigue desafiando al mundo.

Hannah llegó al mundo con higroma quístico, una rara condición genética que ocurre cuando hay un bloqueo en el sistema linfático, lo que resulta en sacos llenos de líquido típicamente en la cabeza o el cuello, según el Centro Nacional para el Avance de las Ciencias Traslacionales.

Nacer así, nunca detuvo a Vaughn Setzer, pues gracias a su tenacidad y perseverancia se convirtió en bloguera de salud y fitness, además de defensora de los derechos de las personas con discapacidad.

Ella, por una negligencia médica a la hora de extirparle algunos quistes cuando era bebé, no cuenta con nervios faciales, dejándola incapaz de sonreír o cerrar los ojos y bocas.

“Mis ojos simplemente giran hacia atrás en mi cabeza, así que parece oscuro cuando duermo. Aterroriza a las personas que no lo anticipan, y he asustado a mucha gente de esa manera”, contó según consignó People.

A lo largo de los años, la bloguera dijo que ha aprendido a ignorar el acoso con respecto a su apariencia, pese a la crudeza de las palabras con que la atacan.

“Puedo decirles las cosas desagradables que me dijeron hace más de 10 años, palabra por palabra. Se quedan contigo, es difícil. Las palabras tienen peso y sí importan. La gente es ignorante, dice tonterías y no tiene educación. Solo tengo que saber que, por cada cosa o persona desagradable, hay multitud de personas que me respaldan”, comentó.

Hannah no se amilana ante nada y enseña su filosofía de vida a través de su cuenta de Instagram Feeding Tube Fitnessm, la cual tiene más de 6 mil seguidores y se ha convertido en una plataforma para que ella difunda sus mensajes de positividad a través de sus rutinas de entrenamiento diarias.

“Tengo una confianza ridícula en mí mismo. Pienso y sé que soy hermosa, me gusta mi cuerpo, sé que soy inteligente y tengo mucho que ofrecer al mundo”, dijo.

Te puede interesar