Madre de joven que murió en discoteca de Los Olivos: "¡Me quitaron a mi hija!"

La joven de 23 años falleció durante la intervención realizada en la discoteca 'Thomás Restobar', donde se realizaba una fiesta con más de 100 personas pese al toque de queda.

La noche del último sábado, 13 personas perdieron la vida al intentar huir de los agentes policiales, durante la intervención que realizaron en la discoteca 'Thomas Restobar' en Los Olivos.

Entre las 13 personas que murieron se encuentra Cinthia Salazar, una joven de 22 años que asistió a la discoteca, pese a la prohibición del Gobierno de asistir a reuniones sociales ante el incremento de casos de contagios de coronavirus.

La madre de Cinthia es Nieves Cántaro y ella tuvo que ir hasta la clínica Jesús del Norte, en Independencia, para recoger el cadáver de su hija.

"No soy testigo, pero sé que han tirado bombas lacrimógenas. ¿En qué cabeza se le ocurre a la Policía hacer eso? Mi hija recién había entrado a la discoteca y no había tomado. Tenía 22 años y era universitaria. Me quitaron a mi hija", declaró Cántaro a RPP Noticias.

El Ministerio del Interior y la Policía han negado haber arrojado bombas lacrimógenas en el interior del local; sin embargo, los familiares de los fallecidos cuentan lo contrario.

El general de la PNP, Orlando Velasco, mencionó que la discoteca se encuentra en un segundo piso y que, pese a que los agentes intentaron que los asistentes colaboren con la intervención, estos corrieron hacia la puerta de salida y generaron una aglomeración que bloqueó el acceso.

Los asistentes a la fiesta no lograron escapar, pues la puerta de salida estaba cerrada desde el interior.

Te puede interesar

SÍGUENOS