¿Cuáles son los temas que más le preocupan a un trabajador en esta nueva normalidad?

Las solicitudes de atención psicológica por ansiedad han incrementado en un 60% durante el estado de emergencia.

El país atraviesa por un segundo pico de contagios de COVID – 19, lo que viene impactando en diferentes ámbitos de la vida de una persona.

En el aspecto laboral, un grupo de ciudadanos ha retornado físicamente a sus centros de trabajo y otro gran grupo se mantiene laborando desde casa, lidiando al mismo tiempo con los quehaceres cotidianos.

Sin embargo, en ambos la sensación de incertidumbre por la situación actual está presente. En consecuencia, es momento para que las organizaciones prioricen la salud mental de sus colaboradores.

La psicóloga Lily Cedrón de MAPFRE detalla que, hay varios factores que pueden tener un impacto psicológico en los trabajadores. Aquí algunos de ellos:

1. La incertidumbre sobre la duración de la crisis y su impacto económico.

2. La gestión emocional de la ​angustia y el duelo en circunstancias atípicas.

3. La interacción social limitada, que restringe las expresiones afectivas con la familia y amigos.

4. El desafío de conciliar la vida laboral con la personal, que puede ser ahora más exigente.

5.  La protección de la salud, especialmente en el caso de las personas consideradas como “grupo vulnerable” o que conviven con alguien del mismo. 

6. El gran aumento en la demanda de servicios para los trabajadores que están en primera línea, como el personal de salud o funerario.

7. El exceso de información desfavorable sobre la pandemia.

8. La situación de restricción, que cancela una serie de libertades y experiencias gratificantes antes obtenidas en el espacio público.

Hoy las consultas de atención psicológica del público interno de una organización son más recurrentes por:  la pérdida de un ser querido, la gestión de las relaciones familiares en casa, el miedo al contagio, soledad por el aislamiento o depresión. Además, en comparación a los últimos cuatro años, las solicitudes de atención psicológica por ansiedad han incrementado en un 60% durante el estado de emergencia.

Cedrón sostiene que experimentar cierto nivel de estrés o ansiedad en esta coyuntura es normal. Sin embargo, la manera en cómo las personas gestionen estas emociones resultará en un afrontamiento que restablezca o no los niveles de bienestar y funcionalidad en la persona. Además, es preciso mencionar que - a nivel mundial- el confinamiento ha llevado a un aumento significativo de la violencia de género, situaciones que también requieren actuar de manera interdisciplinaria con acierto y prontitud.

Es importante recordar que el cuidado de la salud mental en las empresas aporta a la generación de un clima laboral que funcione como un factor protector frente a la situación actual, fortalece la relación entre la empresa y los trabajadores, además de favorecer la productividad y reducir el absentismo laboral.

Te puede interesar

SÍGUENOS