‘Día del Cebiche’: la historia detrás del plato nacional que todo peruano debe conocer

Plato forma parte de la propuesta sobre la cocina peruana que presentó el Ministerio de Cultura a la Unesco.

¡Los peruanos estamos de fiesta! Hoy conmemoramos el Día Nacional del Cebiche, instituido en el 2008 por el Ministerio de la Producción para resaltar la importancia de este plato emblemático del Perú y su invalorable aporte a la gastronomía peruana.

Precisamente hace unos meses el Ministerio de Cultura incluyó a la preparación (tradición, técnica y otros elementos) del cebiche peruano como un elemento distintivo de la cocina peruana para ser reconocido Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco.

(Foto/lonelyplanet)

Conozcamos en este artículo la historia de este embajador de la gastronomía peruana que ha conquistado el mundo y sus variantes regionales.

La existencia del cebiche tiene siglos de historia, y según investigaciones se habría originado hace más de 2,000 años en la civilización Tallán, que surgió y se desarrolló en la actual región Piura. Otra importante cultura como la mochica preparaba este plato, a base de pescado fresco, marinado con el jugo fermentado de tumbo, una fruta cítrica del norte peruano similar a la maracuyá.

(Foto/tvperu)

Durante el imperio incaico, la preparación del cebiche conoció otras técnicas, dado que el pescado era macerado con chicha, bebida considerada sagrada y que se obtenía de la fermentación del maíz junto con otros vegetales oriundos del Perú como la jora.

Durante la conquista española, diversos cronistas reportaron que a lo largo de la costa peruana se consumía el pescado con sal y ají, otro de los insumos estelares cuya biodiversidad brinda sustento a la gastronomía peruana.

Con la presencia hispánica se añadieron dos ingredientes de la costumbre culinaria mediterránea: la naranja agria y la cebolla. Las mujeres moriscas que llegaron con Francisco Pizarro reunieron el jugo de naranjas agrias, el ají, el pescado y algas locales, con lo cual el cebiche derivó en un nuevo plato llamado “sibech”, que en lengua árabe significa “comida ácida o cítrica”.

A mediados del siglo XX, apareció en Lima una nueva forma de hacer cebiche, cambiando la naranja agria por el limón sutil, procedente del norte peruano, especialmente el cultivado en la localidad piurana de Tambogrande, y se redujo el tiempo de marinado o cocción con este cítrico.  Al plato se le agregaron complementos como camote, choclo, cebolla, lechuga y perejil picadoyuyo o alga marina, con los cuales el cebiche adoptó una identidad que lo distingue como potaje auténticamente peruano.

Esta receta se impuso posteriormente como estilo en la capital del Perú y se convirtió en la receta base de este plato que ha conquistado paladares en todo el territorio nacional, donde también su preparación adoptó ingredientes de cada región, y se ha convertido en el abanderado de la cocina peruana en el planeta.

Te puede interesar

SÍGUENOS