¡Los mentirosos nunca cambian! 7 características de su perfil

Una mentira normalmente conduce a otra y tienen el típico efecto de bola de nieve, a veces todo comienza por algo que inocuo, incapaz de generar males mayores. 

Se dice que las personas mentirosas no cambian, solo mejoran sus estrategias. Todos en algún momento mentimos, al hablar exageramos, nos reservamos información o la administramos para nuestro bien o el de otras personas involucradas, sin embargo, con un grado patológico, los mentirosos  pueden convertirse en mitómanos,  siendo este el caso más extremo, donde hasta ellos mismos terminan creyendo sus propias mentiras.

Una mentira normalmente conduce a otra y tienen el típico efecto de bola de nieve, a veces todo comienza por algo que inocuo, incapaz de generar males mayores, pero al asumir esa mentira, se vienen en cadena otras más.

NO DEJES DE LEER: Los infieles no cambian y hacen de las mentiras su lema de vida, según estudio

Pero existen algunas características que pueden describir a un mentiroso, presta atención a estos puntos y saca tus propias conclusiones

Personas inteligentes

El mentiroso hará uso de su inteligencia cognitiva para armar su mentira previendo las potenciales fallas de su plan.

Son desconfiados

desconfiados

No en vano existe el refrán popular: “Cada ladrón juzga por su condición”, es por ello que quienes están acostumbrados a mentir y más aún cuando sus mentiras normalmente no son descubiertas, tienden a desconfiar en la palabra de otros.

Tienen buena memoria

Para ser un buen mentiroso será necesario contar con una memoria a prueba de todo, a donde se pueda recurrir para recordar lo dicho en un principio, sin caer en contradicciones y minimizar los riesgos de ser descubiertos.

Son descarados

Por lo general sus mentiras tienen mucho contenido de realidad, lo que hace que sean más sencillas de recordar y de sostener, pero el engaño está allí debajo de la aparente transparencia.

Son personas tranquilas y serenas

El estado emocional del mentiroso es un factor importante, las personalidades o tránsitos nerviosos, la ansiedad, la depresión, la ira, no son buenos acompañantes para quien pretende engañar a través de sus palabras.

Son fríos y calculadores

calaculador

No agregan drama a su planificación, con mentalidad fría y sin miramientos pueden armar su red de mentiras sin importarle el impacto o consecuencias que pueda generar a través de ella.

Son sociables y extrovertidos

Suelen no presentar dificultades en la interacción social, pudiendo expresarse sin contratiempos en diferentes audiencias, la timidez no suele ser uno de los rasgos característicos del mentiroso, tienen espíritu de aventura y no tienen miedo a expresarse, especialmente a través de mentiras.

TE PUEDE INTERESAR: Seis mentiras que creemos sobre el amor

Las características mencionadas previamente no necesariamente son exclusivas del mentiroso, sin embargo, en ellos, éstas resultan un factor común.

A nadie le gusta resultar engañado, la mentira solo puede justificarse en casos puntuales, donde la integridad se ve amenazada, el vincularse con un buen mentiroso, puede sin duda resultar en consecuencias dolorosas y perjudiciales. Por lo que la detección temprana puede resultar de mucha utilidad, recordando siempre que un mentiroso por lo general ha adoptado esa conducta como forma de vida.

Te puede interesar