¿Es posible determinar el sexo del bebé si practico una pose sexual específica?

Existen diferentes recomendaciones que prometen alterar el sexo del bebé desde la concepción, pero, ¿funcionan? Wapa.pe te detalla lo que dice la ciencia. 

Existen muchas páginas web y personas que recomiendan desde una postura sexual hasta una dieta específica para influir o afectar el sexo de un bebé desde la concepción; pero, ¿realmente funciona? Wapa.pe, te explica lo que dice la ciencia.

Algunas parejas anhelan concebir a un niño, otras a una niña. Para ello, recurren a diferentes métodos que los puedan ayudar a influir en la formación de los cromosomas que definen el sexo del bebé, según la genética.

Lo cierto es que, ya sea una posición sexual específica, una dieta estricta, o tener relaciones sexuales los días recomendado, no puede influir en el sexo del bebé. De la misma manera, los investigadores han determinado que estas prácticas no funcionan. 

Según detalló MayoClínic, hay parejas que utilizan intervenciones de alta tecnología para influir en la posibilidad de concebir una niña. Estas son: Cribado genético preimplantacional y Clasificación de esperma, los cuales no son recomendados por razones no médicas.

¿Cómo se define el sexo de un bebé?

Sabemos que, el sexo fetal depende de si el espermatozoide porta un cromosoma sexual X o Y. Los óvulos siempre tienen el cromosoma sexual X, los espermatozoides, sin embargo, pueden tener, o bien un cromosoma X, o bien un cromosoma Y.

Por lo tanto, si es un espermatozoide con un cromosoma X el que fecunda al óvulo, el zigoto resultante será de sexo femenino (XX). Por el contrario, si el espermatozoide que fecunda al óvulo tiene un cromosoma Y, el zigoto será de sexo masculino (XY).

Existen dos hipótesis que pueden influir en la probabilidad de tener niño o niña y esto depende de: la velocidad que tiene como característica los espermatozoides con cromosomas Y y la longevidad que tienen los espermatozoides con cromosomas X.

Según menciona la ciencia, los espermatozoides con cromosomas Y son más rápidos, pero no viven por mucho tiempo. Es decir, si en el momento del coito, el óvulo se encuentra en las trompas de Falopio, la probabilidad de que llegue un espermatozoide Y, y lo fecunde es mayor, lo que quiere decir que la probabilidad de que sea niño es mayor. En cambio, si el óvulo no llega hasta el lugar mencionado, entonces este espermatozoide morirá antes de fecundarse.

Asimismo, los espermatozoides con cromosomas X, son capaces de vivir más tiempo en el tracto genital femenino. Esto implica que, si en el momento del coito el óvulo no se encuentra en las trompas de Falopio, los espermatozoides con un cromosoma X podrán sobrevivir más tiempo, hasta que el óvulo alcance las trompas de Falopio. Entonces, aumenta la probabilidad de tener una niña.

Lo cierto es que, aunque a través de un test de ovulación, puedas saber el momento adecuado para soltar un espermatozoide X o Y, no existe una garantía de que el bebé vaya a ser de un sexo u otro por más que te sometas a diferentes prácticas, técnicas, rituales y demás recomendaciones. 

VÍDEO RECOMENDADO

Te puede interesar