Ana y Gloria, dos mujeres que liberaron su pelo rizado y desafiaron los prejuicios

Conoce la historia de dos mujeres españolas que aprendieron a querer y aceptar la singularidad de poseer un cabello rizado.

Tener el cabello afro, rizado, ondulado, crespo, o como prefieras llamarlo, ha sido asociado durante años con desorden y falta de elegancia. Este estigma ha ocasionado que muchas mujeres al sentirse disminuidas y excluidas por portar un tipo de pelo distinto al predominante recurran a tratamientos agresivos para alisar sus cabelleras y desaparecer aquellos rulos “problemáticos”.

No obstante, desde hace ya buen tiempo diversos movimientos “curly” han creado comunidades en Instagram y Facebook para promover el amor propio y la aceptación de sus particularidades a través de sus melenas rizadas.

Historias de mujeres que comprendieron la importancia de querer y cuidar sus rizos

Desde España mujeres como María Llanos y Gloria, que recomiendan tips para el cuidado de los rizos y cuentan con miles de seguidores en Instagram, revelaron que una de las principales barreras para conseguir la reivindicación de los rulos es la falta de referentes e información sobre el cuidado capilar específico para este tipo de pelo.

"Cuando yo era adolescente no existía ningún referente para mi de cabello rizado, todas mis amigas lo tenían liso y yo era la rara en lo que al cabello respecta", comentó María para el portal Trendencias.

Asimismo, apuntan que las críticas y burlas por portar el cabello rizado se convirtieron en una constante durante su adolescencia y juventud, apodos como “pelo espagueti”, “Elektra” o “Medusa” “Krusty” fueron algunos de los comentarios que recibieron por llevar un pelo distinto.   

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Hola rizadxs! Esta es la 1a de una sesión de fotos con los rizos de 4 días sin refrescar! Este es #mirizoreal , después de dormir, salir a la caminar, y de hacer vida normal! Eso sí el día de lavado defino lo mejor que puedo! Pero luego no quiero ser esclava de los refrescados ni tampoco sentirme insegura porque mi pelo ya no luce “perfecto”. Eso me ha agobiado mucho tiempo y he sido muy exigente conmigo misma. Pero mi nueva transición es aceptar que el rizo perfecto sólo lo tengo 1 o 2 días! El resto de tiempo me acompaña #mirizoreal que tiene mucho más frizz, menos brillo, está más áspero y poco definido! Y quiero animaros a querer y aceptar también vuestro rizo real! Que os sintáis divinas también con él! Porque sigue siendo exótico, fresco, salvaje y nos da esa personalidad y rollo único 😍😉. Esta semana quiero cambiar mi muro para homenajear a #mirizoreal. Y voy a estar subiendo posts con él🌸 Al igual que nos encanta tener #mimejordiaderizos . #mirizoreal quiere su hueco y me gustaría muchísimo que subierais en vuestros stories fotos donde os sintáis divinas con él! No os olvidéis de etiquetarme para que os pueda publicar!🤗 . Os animáis? #rizosperfectos #naturalcurls #rizadasespaña #bighair #empoweringwomen #frohair #womanpowerwednesday

Una publicación compartida de Glòria 🦁 Barcelona curlygirl (@glorirovi) el

Pero, no solo en el ámbito familiar o social fueron maltratadas por modelar una melena afro sino también en el plano laboral. Al respecto, Gloria contó una experiencia en la que tuvo que lidiar con los prejuicios resistirse a lacear su cabello.

“Recientemente tanto en una entrevista de trabajo, como en un trabajo me pidieron que me peinara (entendí que peinarse era llevar el cabello como lo lleva la mayoría de la gente, liso). No me creía lo que me estaba pasando. Solo pude decirles que esa era yo y que ese era mi pelo. Que me sentía discriminada y que de los rasgos físicos de las personas no debería depender optar o no a un puesto de trabajo”, indicó para Trendencias.

 

 
 
 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Miércoles de motivación rizada! Hacia mucho que no os subía un cambio mío, básicamente xk soy muy maniática con el muro y no me gusta como quedan estos montajes en el. Pero hoy me apetecía compartir un cambio. La foto de 2014 es justamente la del día en que me hice la prueba de maquillaje para mi boda. Foto de una época en la que solía ir con el cabello liso casi siempre. Maltrataba mi cabello demasiado con las planchas y decoloraciones cada muy poco tiempo y sin proteger. A la vista esta que no sabía sacar partido a mis rizos, Jolines si hubiera sabido todo lo que sé ahora, me hubiera casado con un pelazo rizado que se cagaba la Pepa! Subo esta foto para deciros que si tenéis el cabello tan maltratado como yo lo tenía debéis tener paciencia, los cambios no se logran en un día ni en una semana. Las chicas cuyo cabello está sano solo tienen que aprender a definirlo de la manera correcta. Veis muchos súper cambios en cuestión de semanas o meses pero no suelen darse en personas con alisados ni decoloraciones mal hechas, quienes llevan tanto daño deben ser más pacientes y aprender poco a poco que este es un camino en el que vas a aprender a amar tu textura poco a poco y que, de verdad, todo llega, no seáis impacientes e ir con calma. Os deseo un feliz miércoles!! . . #curlyhairtransformation #curlyhairjourney #curlyhairtips #miercolesdemorivacionrizada#curlygirl#rizos#transicioncapilar #transicionrizos #cachos#cabellorizado#curlyhairtransition

Una publicación compartida de LLANOS BLANCO (@llanosbs) el

A Gloria y María les costó tiempo comprender que sus rizos no eran el problema y que no tenían por qué adecuarse a los paradigmas que otras personas quieren imponer. Ellas entendieron que lo más importante es quererse tal y como uno es con un cabello único y distinto que merece un cuidado adecuado.

Y así como ellas, Pantene también quiere revalorar las cabelleras rizadas, puedes encontrar otras historias inspiradoras en su cuenta de Instagram, y celebrar la diversidad porque sabe que nuestro cabello dice muchísimo sobre quiénes somos. Desafía los prejuicios y siéntete segura de llevar tu melena como más te guste.

Te puede interesar

SÍGUENOS