¿Cuáles son los cuidados del cabello en invierno? Dermatóloga explica

Conoce cuáles son los cuidados del cabello y alimentos que debes incluir en tu dieta saludable en invierno.

A pocos días de empezar el invierno en el Perú, la Dr. Mariana Hurtado revela que esta época del año tiene su parte negativa para la salud capilar

El frío tiene un efecto directo sobre los folículos pilosos y las glándulas sebáceas, que producen las grasas naturales que protegen el cuero cabelludo; éstas se alteran y aumentan su producción de grasa causando caspa y haciendo que el cabello se vea sucio o la disminuyen deshidratando el cabello”, menciona la dermatóloga Hurtado en exclusiva a Wapa.pe.

Asimismo, el frío hace que se contraigan las fibras del cabello, volviéndolo quebradizo y abriendo sus puntas lo que conduce a un deterioro general del aspecto durante el invierno.

Además, la experta detalla que el cabello se cae más en esta temporada. Este es un fenómeno normal de renovación del cabello que vuelve a nacer transcurridos unos meses.

"No te asustes, ten en cuenta que el cabello no es una estructura muerta, sino que pasa por una serie de etapas: la primera, de crecimiento, la segunda de reposo y la tercera de caída en la que hay una pérdida de 80 a 100 cabellos al día; no hay que olvidar que si un pelo muere es porque hay otro detrás empujando para nacer", advierte la doctora Hurtado.

Por lo tanto, si logramos mantener unos buenos hábitos, nuestro pelo se mostrará sano y fuerte en invierno. A continuación, la Dr. Mariana nos comparte algunos consejos para el cuidado del cabello y mantener así una buena salud capilar.

1. La frecuencia del lavado del cabello

La frecuencia con la que se lava el cabello se basa en la cantidad de grasa que produce el cuero cabelludo. Si tu cabello es normal podrías realizarlo interdiario.

Si tu cuero cabelludo es grasoso, podrías lavarlo una vez al día.

Si tienes cabello tratado químicamente, entonces podría estar más seco, por lo que es posible que tengas que lavarlo con menos frecuencia.

Del mismo modo, a medida que envejecemos, el cuero cabelludo produce menos aceite, así que es posible que no necesite lavarse con tanta frecuencia.

Sin embargo, si observas escamas en tu cabello, es posible que no estés lavando lo suficiente, ya que esto puede provocar caspa y otras enfermedades del cuero cabelludo.

2. El champú.

Elije un champú y acondicionador formulado específicamente para tu tipo de cabello. Por ejemplo, si tu cabello es graso o tienes caspa podrías usar alguno que dentro de su composición contenga ácido salicílico, piritiona de cinc, entre otras.

La dermatóloga recomienda algunas marcas como Pirimed, Kelual-ds shampoo, Eucerin DermoCapillaire y Celamina Ultra.  

3. Concentra el champú en el cuero cabelludo

Cuando te laves el cabello, concéntrate en limpiar principalmente el cuero cabelludo, en lugar de lavar todo el cabello. Recuerda que lavar solo el cabello puede crear la apariencia de que tu pelo suelto se vea opaco y grueso.

4. Use acondicionador después de cada champú

El uso de un acondicionador puede mejorar significativamente el aspecto del cabello dañado o desgastado al aumentar el brillo, uniendo la hebra capilar.

También, de disminuir la electricidad estática. No olvides usarlo solo en las puntas. Y si esto no fuera suficiente podrías usar mascarillas, serum o aceite que permita sellar la fibra capilar para que no pierda su humedad. Todo dependiendo de si tenemos el pelo seco o graso.

5. Uso del secador

Puedes utilizar secador pero no abusar del calor, cuando nos secamos el pelo, es mejor poner el secador a una temperatura moderada y no lo expongas muy cerca de la hebra capilar. Una vez hayas terminado de secar tu cabello, pasa el secador con aire frío por todo tu cabello.

6.Evita el uso de la plancha de pelo o rizadores

La dermatóloga aconseja utilizar cada cierto tiempo la plancha de cabello o rizadores, debido a que maltratan el cabello.

7. Dieta saludable

La dieta influye en el resultado de un cabello sano. "Teniendo en cuenta la estrecha relación entre alimentación y salud capilar, es importante conocer cuáles son los nutrientes y alimentos que no deben faltar en la mesa, especialmente en invierno", agrega.

Los alimentos que debes incluir en tu dieta son: Vitaminas E y F (aceite de girasol, de maíz y de soja; y frutos secos); oligoelementos como el zinc (legumbres secas, carne, pescado); minerales como el hierro (carne roja, espinacas, alcachofas, coliflor).

"Vitamina B5 , biotina, la encuentras en el hígado de ternera y pollo, huevos y las nueces. No olvidemos los ácidos grasos Omega 3 y Omega 6 que se localizan fundamentalmente en los pescados grasos: bacalao, caballa, sardinas, atún, salmón".

Finalmente, la dermatóloga señaló que si tienes dudas sobre la caída del cabello u observas descamación excesiva del cuero cabelludo consulta con un especialista, pues ellos son los más indicados para despejar tus dudas sobre la salud capilar.

Te puede interesar