8 consejos para que tu hijo duerma en su cama

Todo niño ha tenido la necesidad de haber dormido con sus padres, pero ¿Qué pasa cuando esto se hace frecuente? ¿Qué podemos hacer para que duerma en su cama?

Aunque es algo normal que nuestros hijos quieran dormir con nosotros alguna noche, esto cambia cuando esta necesidad se realiza todas las noches. Muchas veces por tratar de cuidarlos, ya que tienen miedo a la oscuridad o a estar solo, accedemos a que duerman junto a nosotros, pero es importante poner límites pues puede afectar su desarrollo.

Según pediatras y psicoanalistas, los niños deben dormir en el espacio privado e íntimo, ya sea en su cuna o cama, pues esto no le hará sufrir trastornos del sueño y así tendrá un mejor desarrollo. Por eso aquí te mostramos ocho consejos que te ayudarán a que nuestros hijos duerman en sus propias camas.

Preparar para que el niño vaya a dormir:

Es importante que no tenga interrupciones en el sueño, por eso no deben ingerir alimentos pesados durante la noche y no hacer actividades físicas previas a dormir.

Enséñale a dormir en su cuarto desde pequeño:

Es necesario que desde pequeño se le enseñe cuál es su espacio y donde debe dormir.

Fomentar rutinas a la hora de dormir:

Mediante juegos o dinámicas debemos fomentarles algunas rutinas como ponerse la pijama, lavarse los dientes, contar un cuento, cantar una canción o hacerle algunos mimos para que pueda dormir.

Darles algunos objetos para dormir:

Si tu hijo tiene miedo a la oscuridad o a quedarse solo, es recomendable brindarles ciertos objetos para que se sientan tranquilos, ya sea un lámpara, un peluche, una fotografía familiar o hasta un atrapasueños.

No lo dejes dormir contigo:

Debes evitar que tu hijo se pase a tu cama, muchas veces acuden hacia ti porque tienen miedo a algo, por eso debemos escucharlos, atender sus requerimientos y llevarlo a su cama explicándole que no hay nada de que deba sentir miedo.

Fomentarles la individualidad:

Es importante que nuestros hijos se sientas independientes, ya que esto será fundamental en su crecimiento y desarrollo. Desde hacer sus cosas solo como comer, vestirse y hasta arreglar sus cuartos hará que se sientan autónomos.

Retirar los apoyos que le diste a dormir de manera progresiva:

Si tu hijo se resiste a dormir en su cama, debes persuadirlo, por ejemplo puedes acostarte con él un rato para que no se sienta solo y poco a poco disminuir esto.

Favorecer el vínculo con tu hijo:

Es importante brindarles confianza y amor, ya que según los especialistas estos se ven reflejados al momento de dormir.

Te puede interesar

SÍGUENOS