"Cuando empezó toda la pandemia, Gamarra no podía operar y tuvimos que retirarnos"

Emprendedora contó los cambios que trajo la cuarentena por coronavirus a su negocio y cómo se encuentra ahora. 

El deseo de querer pasar más tiempo con su hija la motivó a dejar su empleo para emprender en el rubro textil y de la moda, sin embargo, la llegada del nuevo coronavirus le cerró las puertas en el momento más crucial de su vida.

"Cuando empezó toda la pandemia, Gamarra no podía operar y tuvimos que retirarnos", señaló Grecia en una entrevista para Wapa.pe, quien llevaba sus primeros dos años luchando por sacar a flote su marca.

"Inició la cuarentena y yo empecé a desesperarme porque decía: Dios mío, si no vendo qué vamos a hacer".

En medio de la crisis, Grecia Díaz, fundadora de Rafaela Orellana y mamá de una niña de dos años del mismo nombre, encontró un retazo de esperanza: "Sólo nos quedaba el canal online".

Con mucho esfuerzo y dedicación trabajó para traer adelante un espacio que antes no había considerado convirtiéndose en todo un reto el cual, hoy por hoy, lo tiene superado: “El canal online para Rafaela Orellana ha sido una bendición total”.

De esta manera, la emprendedora cuenta con orgullo cómo se abrió paso en el mercado local e internacional y manifestó sus deseos de querer ayudar a otras mujeres a través de su página.

"Nuestro crecimiento durante la pandemia ha sido maravilloso porque pudimos llegar a muchas más personas, distribuimos a diferentes partes del Perú".

"Cuando estábamos en Gamarra no teníamos presencia en redes sociales, solo era ventas presenciales pero no teníamos un nombre, la gente no conocía la marca como ahora sí sucede con el canal de ventas online estamos ya en Estados Unidos, y en búsqueda de querer llegar cada vez a más clientes hemos lanzado las ventas por catálogo donde también queremos poder fortalecer un poco más a la mujer y ayudarla a tener un ingreso extra y crecer con Rafaela Orellana”, señaló Díaz. 

Las mamis que se unan al programa no tendrán que invertir nada y podrán ganar una comisión por sus ventas, pero sobre todo, empoderarse y ser más independientes, asegura la joven empresaria.

"Queremos independizar, fortalecer y empoderar a la mujer. Por esos motivos les enseñamos diferentes herramientas como charlas de marketing digital, finanzas, herramientas para tomar fotos con el celular, ya que anhelamos crear no solamente una vendedora de Rafaela Orellana, si no, ayudarla a crecer profesionalmente y que sea un poco más independiente y que conozca diferentes ramas".

La mamá de Rafaela Orellana recuerda que emprender no ha sido un camino fácil pero que al final logró lo que tanto anhelaba.

"Al principio fue muy difícil. Yo vendía mi mercadería en el piso en el Centro de Lima, iba a las 3 de la mañana, luego regresaba a mi casa y me iba volando a Gamarra a las 9 de la mañana. De hecho cuando recién empecé dije, voy a estar más tiempo con mi gorda pero tenía que salir a vender de madrugada y eso era algo realmente muy sacrificado para mí. Había días en que salía llorando, sin embargo, al día de hoy yo puedo manejar mis tiempos, puedo estar en mi oficina, ir al taller pero sobre todo, puedo estar siempre con mi hija".

Emprende Wapa

Si deseas promocionar tu emprendimiento o negocio, nosotras te apoyamos completamente ¡gratis!

En momentos de crisis hay que darnos la mano y juntas haremos crecer tu emprendimiento de manera gratuita. Porque sabemos que eres una luchadora y valoramos tu esfuerzo, te ofrecemos un canal abierto donde publicaremos una muestra de todo lo que haces.

Ingresa al link para conocer más de nuestra propuesta, aquí.

Te puede interesar

SÍGUENOS